Minsal anunció que se elimina restricción de mascarillas en espacios abiertos, cumpliendo con algunos requisitos

Desde el Parque Metropolitano, la ministra de Salud Dra. María Begoña Yarza, junto con miembros de la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica y de las Mesas Técnicas, anuncio cambios en el control de la pandemia. Este incluye una nueva definición de fases y restricciones, además de restringir la obligatoriedad del uso de la mascarillas en ciertos espacios abiertos.

A dos años de la entrada en vigencia de la obligatoriedad del uso de mascarillas en todo el país, Chile se encontraría en condiciones de eliminar esta restricción en espacios abiertos donde se pueda mantener una distancia social mayor a 1 metro, siempre y cuando la comuna se encuentre en “fase de bajo o medio impacto sanitario”.

«Tenemos que enviar el mensaje correcto. Acá no estamos eliminando la mascarilla. Lo importante es que la evidencia científica nos indica que hay lugares de bajo riesgo donde puede no utilizarse, pero debemos ser responsables», expresó la ministra Yarza al dar el anuncio.

En países como Estados Unidos, México, Argentina y Brasil ya aplicaron normas similares y, además de la experiencia internacional, al alta cobertura de vacunación contra el COVID-19 (sobre un 90%) respaldarían esta decisión.

“A dos años del inicio de la pandemia, los avances científicos para enfrentarla y los resultados de las medidas ya tomadas y adoptadas por la población, hacen que estemos en un escenario distinto donde la alta cobertura de vacunación (sobre el 90%) nos otorga una inmunidad/protección importante respecto de la posibilidad de enfermar gravemente y/o fallecer por SARS-CoV-2”, expresan desde el Minsal.

Actualización de protocolo: Plan “Seguimos Cuidándonos Paso a Paso”

Ante este positivo balance, la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP), conformada por la Secretaría Técnica, compuesta por Técnicos del Minsal y el ISP, y el Consejo Asesor Externo, integrado por 12 especialistas independientes al ministerio, se reformuló el Plan Paso a Paso, describiendo nuevas fases y aplicando nuevas normas sanitarias.

El nuevo Plan Seguimos Cuidándonos Paso A Paso, contempla 3 fases: Bajo, Medio y Alto Impacto Sanitario. A ellas se suman 2 escenarios: el más grave es denominado Restricción y la más favorable que se denomina de Apertura.

Según la autoridad ministerial, las etapas “se han determinado en base a criterios sanitarios y de prevención, tales como circulación comunitaria del virus, impacto en las redes asistenciales, así como la posibilidad de enfermedad grave o fallecimiento de las personas contagiadas”. De esta forma, se modifica el uso de mascarilla, los aforos para eventos masivos en espacios abiertos y cerrados, criterios de aglomeración y distancia posible, así como también medidas más específicas para establecimientos educacionales y lugares de trabajo presencial.

La Fase Bajo Impacto Sanitario es la que menor restricción tiene y está determinada según niveles de presión sobre la red asistencial, la circulación viral y la prevalencia de enfermedad grave y fallecimiento. La vacunación es uno de los indicadores favorables más importantes para llegar a esta instancia.

La Fase Medio Impacto Sanitario, considera un escenario de presión menos intensa sobre la red asistencial, la circulación viral y prevalencia de enfermedad grave y fallecimientos, así como factores de ocupación hospitalaria y consultas respiratorias.

Por su parte, la Fase Alto Impacto Sanitario, es la más grave de los escenarios centrales que maneja el nuevo plan Paso a Paso, determinado por una circulación viral alta y creciente, una proyección crítica de la posible presión sobre la red asistencial y una alta prevalencia de enfermedad grave y fallecimientos.

En cuanto a los escenarios, se encuentran a los extremos de las fases 1 y 3. Estas se encuentran en medio de dos escenarios más generales y extremos, uno positivo y otro negativo, que se ven afectados principalmente por el aspecto global de la pandemia de SARS-CoV2.

El escenario de Restricción responde a un escenario mundial de una nueva variante mucho más contagiosa, letal o con gran evasión inmunológica. Aquí pueden dictaminarse cuarentenas. Por su parte, el escenario de Apertura otorga una mayor flexibilidad. Asume un escenario en que la protección contra la enfermedad se asegura sin la necesidad de recurrir a nuevos refuerzos de vacunas o cambios al esquema de inmunización.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).