¿Por qué aumentó el riesgo femenino para enfermedades cardíacas durante la pandemia?

La pandemia de COVID-19 afectó a la gente de numerosas maneras y para muchas mujeres, significó afrontar más retos y tener menos tiempo para cuidar de sí mismas. Esas son solamente algunas razones que podrían explicar por qué aumentó el riesgo femenino para enfermedades cardiovasculares y por qué es importante hacer cambios, dice la Dra. Mayra Guerrero, cardióloga en Mayo Clinic.

Las funciones complejas que muchas mujeres tuvieron que desempeñar durante la pandemia de COVID-19, sea como madres, maestras o empleadas a distancia, les impusieron no solamente un estrés emocional sino también físico.

“El estrés en sí mismo aumenta el riesgo para enfermedades cardiovasculares y, a veces, hasta desencadena un ataque cardíaco”, comenta la Dra. Guerrero. Sin embargo, ese estrés adicional no es el único factor.

“Una mala alimentación también es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, o la falta de ejercicio”, añade.

Para la Dra. Guerrero, concienciar al respecto es una prioridad.

“En todo el mundo, las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte para mujeres y  hombres, pero muchas mujeres no lo saben”, señala la Dra. Guerrero.

Según la Dra. Guerrero, no se puede controlar la edad ni la genética, pero sí se puede controlar en algo el nivel del colesterol, la presión arterial y el estilo de vida que se lleva.

“Hay que alimentarse con una dieta balanceada que incluya más frutas y verduras, además de incorporar el ejercicio en la vida diaria, idealmente todos los días o al menos cuatro días por semana. Otra cosa muy importante es no fumar”, concluye.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Muchos han planteado la hipótesis de que las bacterias y otros microorganismos vivos "amigables" consumidos a través de la dieta pueden desempeñar un papel importante en la salud. Es probable que la reducción en el consumo de microbios en la dieta haya contribuido a una microbiota intestinal "empobrecida", lo que puede conducir a un desarrollo inadecuado del sistema inmunitario y a un aumento de las enfermedades crónicas, entre otros resultados negativos para la salud. Un grupo de científicos completó la primera estimación a gran escala de cuántos microbios vivos consumen diariamente los estadounidenses. Los resultados se publican en el Journal of Nutrition.
Las personas que responden mucho a los alimentos perdieron más peso y, lo que es más importante, tuvieron más éxito en mantener las libras usando una nueva intervención alternativa para bajar de peso que tiene como objetivo mejorar la respuesta de una persona a las señales internas de hambre y su capacidad para resistir los alimentos, informó un equipo dirigido por expertos de la Universidad de California en San Diego en la edición en línea del 18 de mayo de 2022 de JAMA Network Open.
La investigación, dirigida por el Murdoch Children's Research Institute (MCRI) y publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, encontró que el parto por cesárea, ya sea con o sin trabajo de parto, electivo o de emergencia, en comparación con el parto vaginal no tiene impacto en la probabilidad de alergia alimentaria a los 12 meses de edad. El estudio señaló que, del 30 por ciento nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 por ciento nacido por vía vaginal.
La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos "puntos a considerar" para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias.