Un estudio descubre nuevos enfoques de tratamiento para los pacientes con cáncer de hígado

Expertos del Centro Oncológico Cedars-Sinaí (Estados Unidos) analizaron muestras de pacientes, junto con estudios realizados en modelos animales, para identificar una nueva vía de puntos de control inmunitarios para tratar el carcinoma hepatocelular, la forma más común de cáncer de hígado.

Este análisis de ‘Big Data’, unido a las terapias de refuerzo inmunológico existentes, proporciona una nueva frontera para las estrategias de tratamiento, según explican estos investigadores en un artículo publicado en la revista científica Cancer Discovery.

Los resultados están centrados en el descubrimiento de un nuevo papel de la vía de señalización de la IL-27 en el cáncer de hígado. Investigaciones anteriores sugieren que la vía de la IL-27 puede desempeñar un papel importante en la respuesta inmunitaria de diversas enfermedades inflamatorias. Sin embargo, es la primera vez que los científicos identifican este nuevo mecanismo en el cáncer de hígado.

«Descubrimos que la interrupción de la vía de la IL-27 en ratones impedía el crecimiento de los tumores de hígado. Este emocionante descubrimiento apoya la idea de anticuerpos terapéuticos u otras moléculas para bloquear la vía de la IL-27 y, a su vez, activar una respuesta inmunitaria anticancerosa en el cáncer de hígado», explicó la doctora Ekaterina Koltsova, autora correspondiente y principal del estudio.

El objetivo, según Koltsova, es que la activación de la respuesta inmunitaria permita al sistema inmunitario del paciente con cáncer de hígado eliminar las células cancerosas. «Esta investigación también nos ha llevado a comprender que podemos inhibir la vía de la IL-27 por sí sola, o junto con otras inmunoterapias conocidas, para hacer frente a cánceres que de otro modo serían difíciles de tratar, como el de hígado», afirma.

Los pacientes con cáncer de hígado, incluido el carcinoma hepatocelular, no suelen responder a las inmunoterapias, y las tasas de supervivencia siguen siendo bajas. Aunque los enfoques preventivos dirigidos al tratamiento de la hepatitis B y C podrían frenar una parte de los nuevos casos, los cánceres de hígado causados por las toxinas ambientales y la enfermedad del hígado graso van en aumento.

Los investigadores sugieren que las enfermedades y el cáncer de hígado están aumentando debido a la mayor prevalencia de la enfermedad del hígado graso, junto con la epidemia de obesidad y diabetes de tipo 2, así como la mayor exposición de las personas a las toxinas y contaminantes ambientales.

“Sabemos que muchos pacientes con enfermedades hepáticas crónicas e inflamación corren un alto riesgo de desarrollar un carcinoma hepatocelular, por lo que cada vez es más importante encontrar un tratamiento eficaz. Esta investigación básica fundamental puede allanar el camino hacia nuevas opciones de tratamiento para esta devastadora enfermedad», detalló Sergei Grivennikov, coautor de este estudio.

En el trabajo, los investigadores se centraron tanto en la investigación de laboratorio realizada en modelos de ratón que probaban la vía de la IL-27 como en muestras recogidas de pacientes con cáncer de hígado.

En concreto, en el laboratorio, los científicos manipularon la expresión del receptor de la IL-27, luego estudiaron su efecto en el desarrollo de la enfermedad e identificaron las células inmunitarias del hígado llamadas natural killer (NK) y las células linfoides innatas como las más afectadas por la IL-27.

Una vez desarrollado el cáncer, los investigadores probaron inmunoterapias experimentales que bloquean la IL-27 y demostraron que esto inhibe el crecimiento del cáncer de hígado.

Utilizando fuentes de ‘Big Data’ disponibles públicamente para realizar análisis originales, el equipo de investigación buscó conexiones entre la vía de la IL-27 -y otras moléculas- y la progresión del cáncer de hígado en los pacientes.

«En conjunto, nuestros datos sugieren que el bloqueo de la vía de la IL-27 y la combinación de la inmunoterapia adecuada pueden proporcionar una nueva estrategia terapéutica en el cáncer de hígado. Este avance también puede ofrecer nuevas oportunidades de enfoques preventivos en pacientes de alto riesgo con enfermedad hepática no alcohólica y fibrosis hepática que probablemente desarrollen carcinoma hepatocelular», remacha Koltsova.

Como siguiente paso, los investigadores pretenden dilucidar aún más cómo la vía de la IL-27 regula otras células del hígado. A partir de ahí, podrán determinar las estrategias óptimas para dirigirse a esta vía con el fin de producir respuestas inmunitarias eficaces en otros cánceres u otras enfermedades que dependen de la IL-27 para controlar la función inmunitaria y la inflamación.

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) añadió la duración del sueño a su lista de verificación de salud cardiovascular. Esto es parte del cuestionario "Life's Essential 8" (Los ocho esenciales de la vida) que mide ocho áreas clave para determinar la salud cardiovascular de una persona.
Estudio desarrollado por ACHS y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales reveló que el 70% de los personas siente temor a ser víctima de la delincuencia, en contraste con un 25% de quienes tienen miedo a contagiarse por Covid-19. Estudio desarrollado por ACHS y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales reveló que el 70% de los personas siente temor a ser víctima de la delincuencia, en contraste con un 25% de quienes tienen miedo a contagiarse por Covid-19.