Sonepsyn se pronuncia sobre el examen de biomarcadores para detección temprana del Alzheimer

La Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía (Sonepsyn), se pronunció recientemente respecto a la implementación de un examen de sangre que podría predecir el Alzheimer con al menos 10 años de anticipación, por medio de la detección de la proteína Tau oligomerizada.

El Grupo de Trabajo sobre Demencias de Sonepsyn, por medio de un comunicado, indica que “si bien uno de los principales desafíos de la investigación a nivel internacional es la identificación de biomarcadores para predecir el riesgo de presentar una demencia tipo Alzheimer en personas sin síntomas clínicos de demencia, aun los resultados no son concluyentes”.

Sostienen que la información que ha sido reproducida en los medios de comunicación debe ser tomada con “cautela y sin perder de vista la evidencia científica disponible”. Recalcan que la detección de las moléculas beta amiloide y Tau en la sangre, el líquido cerebroespinal y a través de exámenes de neuroimágenes han sido utilizados como un biomarcador que asegura presencia de enfermedad de Alzheimer en contexto de investigación con protocolos para su relevancia clínica.

Si bien, dentro de las líneas de investigación sobre el Alzhéimer, a nivel internacional, está la detección temprana de esta enfermedad para prevenirla, aclaran que aún hay aspectos que no han sido resueltos.

De esta forma, aseguran que “en la actualidad, ningún biomarcador ha demostrado poder predecir la posibilidad de presentar una demencia tipo Alzheimer.  Por lo que ninguna guía clínica o recomendación internacional recomienda estudiar personas asintomáticas o sin demencias con biomarcadores para predecir su riesgo de desarrollar una demencia”.

Además, dentro de las investigaciones que se han realizado, “un resultado positivo (es decir con presencia de algún biomarcador) no cambia las indicaciones médicas ni recomendaciones”. En esta línea, sobre lo que hay evidencia es que “los hábitos de vida saludables y el control de las enfermedades cardiovasculares disminuyen el riesgo de desarrollar una demencia. Estas recomendaciones son válidas para el conjunto de la población y no dependen de la presencia o no de un biomarcador”.

Con estas explicaciones, el conjunto de neurólogos, psiquiatras e investigadores que suscriben el comunicado, afirman que “en la actualidad es fundamental seguir investigando si los biomarcadores podrían predecir el riesgo de desarrollar una demencia tipo Alzheimer antes de proponerlos como examen diagnóstico a la población general”.

Además, sostienen que dado al impacto que tiene el desarrollo del Alzheimer como enfermedad neurodegenerativa, “lucrar sobre ese temor proponiendo predecir el Alzheimer en mayores de 40 años es altamente cuestionable”, pensando en la evidencia científica que hay al respecto.

“Es fundamental recordar que uno de los principios éticos de la medicina es primero no hacer daño, proponer exámenes onerosos para predecir el riesgo de tener demencia sin la adecuada evidencia es no solo hacer incurrir a la gente en un gasto excesivo, es también dañar su confianza en las ciencias médicas y la investigación clínica”, aseveran.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados