Variante Mu: la nueva variante de interés circula en 40 países y se cree que puede tener características similares a la Delta

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha agregado otra variante de coronavirus a su lista para monitorear. Se trata de la variante Mu (B.1.621), detectada por primera vez en Colombia durante el mes de enero, según se reporta en el último informe epidemiológico de la OMS.

Según reportó el organismo, Mu tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en varios países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Según expresó Luke O’Neill, académico del Trinity College Dublin en su artículo en The Conversation, “es posible que los cambios genéticos de Mu puedan hacerla más transmisible, permitirle causar una enfermedad más grave y hacerla más capaz de escapar de la respuesta inmunitaria impulsada por las vacunas o la infección con variantes anteriores”. De cumplirse estas características, la nueva variante podría ser menos susceptible a los tratamientos actuales para tratar el Covid-19.

Que la OMS la haya etiquetado como VOI (listado en que están también las variantes Eta, Iota, Kappa y Lambda), responde justamente al peligro que podría significar esta variante para el control de la pandemia. Por ello, el organismo de salud es monitoreada de cerca para conocer sus características y así definir si debe ser reasignada como variante de preocupación (VOC), como lo son los casos de las variantes Alpha, Beta, Gamma y Delta.

Sin embargo, lo que ha llamado particularmente la atención sobre Mu es que tiene propiedades de escape inmunológico, es decir, tendría el “poder de sortear la protección de vacunas existente”, explica el Dr. O’Neill. Esto se debe a que esta variante es una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

El director del programa de Virología Molecular de la Universidad de Chile, Dr. Ricardo Soto, esta nueva variante, “tiene mutaciones compartida con Beta, Gamma, Alpha y varias se sabe que confieren escape inmunológico o que evitan o disminuyen la eficacia de anticuerpos neutralizantes”.

Circulación de Mu

La variante ha sido detectada en 40 países, sin embargo, se estima que solo es responsable del 0,1% de las infecciones a nivel mundial. Pese a ello, en Colombia tiene una alta prevalencia. Según la secuenciación genómica, el 39% de las muestras analizadas corresponden a Mu en las últimas cuatro semanas.

Según el investigador, “en contraste, el 13% de las muestras analizadas en Ecuador han sido Mu, siendo la variante el 9% de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile poco menos del 40% de las muestras secuenciadas han resultado ser Mu en las últimas cuatro semanas. Esto sugiere que el virus ya no está circulando en Colombia, sino que se está transmitiendo en otros países cercanos de América del Sur”.

Evidencia sobre las mutaciones de Covid-19

El investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Fernando Valiente, explica que “lo particular de esta variante, es que posee una mutación única R346K, que junto a E484K y P681H han sido reportadas por mostrar una reducción de la neutralización mediadas por anticuerpos”, sostiene.

Se cree que la mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante Alfa, es potencialmente responsable de una transmisión más rápida. Sin embargo, los estudios aún están en versión preliminar y aún no han sido revisados formalmente por otros científicos. Por ello, no se puede asegurar los efectos de P681H en el comportamiento del virus por el momento.

Por otro lado, las evidencias sobre las mutaciones E484K y K417N, responsables de la capacidad del coronavirus de evadir anticuerpos, son más concreta. El Dr. O’Neill esboza que “estas mutaciones también ocurren en la variante Beta, por lo que es posible que Mu se comporte como Beta, contra lo que algunas vacunas son menos efectivas”.

A un año y medio de pandemia y el surgimiento de nuevas variantes, aún no hay conclusiones ni medidas 100% efectivas para contrarrestar el virus. Sin embargo, el trabajo de la OMS por designar la variante M como VOI, ayudará a que la comunidad científica se centre en analizar comparativamente con las otras variantes y que también las naciones aporten información relevante sobre su incidencia y los efectos de la variante.

Mientras, las medidas para controlar el Covid-19 siguen siendo las medidas de autocuidado como el uso de mascarillas, lavado de manos y distanciamiento físico; además de evitar las aglomeraciones de personas y limitar la movilidad de las personas y seguir con el esquema de vacunación.  “Seguirán apareciendo nuevas variantes y, por ende, estar vacunados y seguir con las medidas de autocuidado, como es el uso correcto de la mascarilla, lavado de manos y ventilar los espacios cerrados, son primordiales”, destaca el Dr. Valiente.

Por su parte, Soto Rifo asegura que “es difícil saber qué va a pasar, así que hay que estar atentos, poner ojo, no focalizarnos exclusivamente en delta, sino seguir con la vigilancia genómica y estar atentos a como se da la circulación de esta variante que -en el fondo- ya la tenemos circulando hace rato, antes que fuera catalogada como variante de interés. De hecho, el Ministerio de Salud la tenía como variante de bajo seguimiento”.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados