Rechazo agudo en trasplantes: Nuevas alternativas farmacológicas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Combatir el rechazo en el paciente trasplantado es sin lugar a dudas uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los médicos actualmente. En el marco del XX Congreso Latinoamericano y del Caribe de Trasplante, realizado en Chile el año pasado, experto español presentó resultados de un estudio que muestra que Prograf XL permite mejorar el cumplimiento terapéutico los pacientes al aumentar su comodidad en la toma diaria.

El Dr. Lluís Guirado Perich, médico adjunto de la Unidad de Trasplante Renal y director del Programa de Donante Vivo de la Fundación Puigvert de Barcelona, presentó los resultados de un estudio que determinó que Prograf, una formulación oral de tacrolimus que se toma una vez al día y que se utiliza en la profilaxis del rechazo del trasplante en receptores adultos de aloinjertos renales o hepáticos, mejora el cumplimiento terapéutico aumentando la comodidad de los pacientes pues los libera de la toma nocturna.

La adherencia del paciente al tratamiento farmacológico posteriores es un factor determinante en el éxito de un trasplante. El Dr. Guirado explicó a Ciencia y Salud que “todos sabemos que existe una mala adherencia, es un problema que está reconocido y de causa multifactorial. Muchas veces depende de la idiosincrasia del paciente, pero a veces influye la dificultad del tratamiento, los pacientes trasplantados toman muchas pastillas”.

Según el experto, “frecuentemente se produce mala adherencia subclínica que se genera cuando el paciente no toma bien la medicación, pero todavía no le ha pasado nada, de este fenómeno no somos conscientes, pues al no ser evidente no se da cuenta el médico ni se da cuenta el paciente”, puntualiza.

Sobre los beneficios de este fármaco, el Dr. Guirado señaló que “se trata de una nueva preparación para combatir el rechazo agudo, que pensamos ofrece la misma seguridad de los anteriores, pero al mismo tiempo entrega mucho más confort para los pacientes porque les permite reducir el número de pastillas que van a tomar cada día, prácticamente a la mitad y el no tener que tomarlas por la noche y tomarlas únicamente una vez por la mañana”.

A juicio del especialista, esto constituye una diferencia fundamental a la hora de combatir las complicaciones post trasplante: “Al paciente le aporta en comodidad y como es más cómodo, lo van a tomar mejor y es muy posible que la supervivencia de los órganos trasplantados también vaya a aumentar con el tiempo, porque uno de los factores que hace que se pierdan órganos trasplantados es que el paciente no toma bien la medicación, esta sustancia permite rebajar la complejidad y que por tanto vaya mejor el órgano trasplantado”.

Aporte al tratamiento

El Dr. Guirado enfatiza que “estudios demuestran que se realiza mejor el tratamiento con la toma del fármaco en la mañana que en la noche, se consultó a pacientes en qué momento del día preferían tomar las pastillas si en la mañana o en la noche y la mayoría señaló la toma matinal…un 60% de los pacientes lo toman mal (tratamiento) porque toman demasiadas pastillas en una toma y demasiadas tomas al día”.

Según el Dr. Guirado, la utilización de Prograf XL “va a tener menos dosis, reduce a la mitad el régimen y el número de cápsulas va a ser mucho menor”. Como el estudio fue realizado en base a la realidad europea, sobre la aplicación del fármaco en el contexto latinoamericano, el Dr. Guirado aclara que “se puede exportar muy bien la experiencia de países algo más desarrollados, porque el coste es el mismo de un preparado que del otro, y como se cambia a igualdad de dosis un fármaco por el otro, en teoría el costo económico tiene que ser exactamente el mismo. Si ustedes están recetando el fármaco anterior, con el mismo coste se puede prescribir el nuevo fármaco”.

El especialista plantea además que “si ustedes quieren mejorar en la forma en que sus pacientes toman el tratamiento, pueden prescribir esta nueva formulación y estén seguros que lo van a conseguir, porque nosotros ya lo hemos hecho con dos mil pacientes y más de un año de seguimiento y la inmensa mayoría de los mismos (99,6%) nos dicen que están muy contentos con la nueva formulación, pienso que es una apuesta segura”, explica.

En relación al futuro de esta nueva terapia, el Dr. Guirado puntualiza que “es un fármaco que ya se conoce muy bien con el poco tiempo que lleva en el mercado, se trataría de ir implementándolo en países que no lo están utilizando, en algunas ocasiones porque no se comercializa, en otras ocasiones porque no se conoce bien la forma en que actúa la sustancia y cómo dosificarla, la tarea nuestra es ir a congresos que reúnen a mucha gente de la comunidad trasplantadora y difundir los consejos de cómo se debe utilizar”.

Artículos relacionados