Día Mundial de la Salud Digestiva 2013

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Este 29 de mayo se celebra el Día Mundial de la Salud Digestiva 2013, teniendo este año como tema principal la información sobre el cáncer de hígado.

Según explicó el Dr. Rodrigo Zapata, Presidente de la Sociedad Chilena de Gastroenterología, en el mundo el cáncer de hígado corresponde a la quinta causa de muerte por cáncer en hombres y la séptima causa de muerte por cáncer en mujeres. De acuerdo a cifras de 2012 de la Organización Mundial de la Salud, cada año el cáncer hepático mata a unas 750.000 personas en todo el mundo.

LOGO GASTRO 2“En Chile el cáncer en general es la segunda causa de muerte en la población (23% del total de muertes son por cáncer, siendo superadas sólo por la enfermedad cardiovascular). Anualmente se esperan unos 36.000 casos nuevos de cáncer y de esos aproximadamente un 10% son por cáncer del hígado y vesícula biliar (sumados)”, explica el doctor Zapata.

En nuestro país no contamos con datos estadísticos exactos de  incidencia o prevalencia de este cáncer  y sólo se dispone de dos iniciativas importantes de registro  de cáncer en la última década incorporados al IACR (International Association of Cancer Registries: el registro poblacional de cáncer en la II Región y el registro poblacional de cáncer en la Provincia de Valdivia los cuales debieran ser relativamente extrapolables al resto de la población chilena.

En base al último registro de Valdivia, que equivale al 2,4% de la población chilena, se sabe que uno de cada 5 residentes de la Región de los Ríos enfermará de cáncer antes de los 75 años de vida. En el caso del cáncer hepático éste tiene una tasa de incidencia de 5,3 y 6 por 100.000 habitantes para mujeres y hombres respectivamente.

Según el directivo de la Sociedad Chilena de Gastroenterología, “es necesario poner el tema en conocimiento de la comunidad porque el cáncer hepático es frecuente y en las últimas 3 décadas, su incidencia (nuevos casos) se ha más que triplicado en muchos países, lo cual lleva a un pronóstico mucho más pobre de estos pacientes”.

Factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento en Chile

Desde la Sociedad Chilena de Gastroenterología enfatizan en la necesidad de que la comunidad conozca este tipo de cáncer, y tal como se ha hecho educación intensiva y campañas en relación al cáncer de pulmón y su relación con el hábito tabáquico, “es indispensable hacer lo mismo con el cáncer hepático y su  relación con la presencia de enfermedades hepáticas y cirrosis (cicatrices en el hígado) que es producida por varias causas como la ingesta excesiva de alcohol, la presencia de hepatitis crónicas virales e hígado graso importante”.

Además la presencia frecuente de obesidad y diabetes en la población general se asocian a enfermedad hepática (hígado graso) y se han convertido en factores de riesgo relevantes para el cáncer de hígado.

spl026808“En Chile, la mayoría de los pacientes con cirrosis ya diagnosticada son controlados periódicamente y mediante exámenes de imágenes se evalúa la potencial aparición del cáncer hepático. Sin embargo, muchos pacientes tienen cirrosis sin saberlo (en etapas más iniciales que no dan molestias), por lo cual muchos pacientes se presentan al médico con un cáncer hepático más avanzado que hace necesario plantear una cirugía, el trasplante o en muchos casos se llega muy tarde y no es posible ninguna terapia efectiva”, detalla el doctor Zapata.

El factor de riesgo más importante para cáncer hepático es la cirrosis hepática. El cáncer de hígado en un 90% de los casos se produce en pacientes con cirrosis hepática, condición que es muy frecuente en Chile y que orresponde a la tercera causa de muerte en adultos entre 20-64 años. Según estadísticas de 2009, en nuestro país fallecieron 4.168 chilenos por cirrosis hepática.

” Hay muchos pacientes en Chile con cirrosis de diferentes causas (virales, por alcohol, autoinmunes, por deposito de fierro o cobre, hígado graso,  etc.) y la mayoría de ellos pueden complicarse con el correr de los años con un cáncer hepático. Esto habla de la importancia en el control médico de los pacientes con cirrosis y en la realización periódica de exámenes para la detección precoz de cáncer hepático (ecografías abdominales cada 6-12 meses)”, comenta el especialista.

A esto se suma la ingesta exagerada de alcohol (frecuente en Chile), el riesgo de hepatitis virales no conocidas (un 1% de los chilenos se estima que tiene hepatitis crónica por virus C, la mayoría sin saberlo),  y la presencia de enfermedades metabólicas como la obesidad (al menos un 25-30% de la población chilena) y la diabetes (al menos un 10% de los chilenos adultos), se consideran entre los principales factores que pueden gatillar un cáncer hepático a largo plazo.

Prevención

Una de las recomendaciones fundamentales es prevenir enfermedades hepáticas a través de un consumo moderado de alcohol, evitar la obesidad mediante una dieta saludable, y solicitar un control médico frente a la presencia de factores de riesgo de hepatitis virales crónica (ej. transfusiones realizadas antes de 1996, tener tatuajes o haber utilizado drogas endovenosas con material contaminado en el pasado).

“La detección de enfermedades hepáticas en etapas precoces a través de chequeos médicos periódicos permite estudiar a los pacientes, hacer un diagnóstico a tiempo  y realizar en algunos casos un tratamiento efectivo específico, además de controles establecidos para detección precoz de cáncer hepático”, concluye el profesional.

 

 

Artículos relacionados