Canalab: “La bioequivalencia va a ser un búmeran para los precios de los medicamentos”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El presidente de la Cámara Nacional de Laboratorios (Canalab), Adrián Vega, afirmó que aun cuando el proceso de bioequivalencia representó un interesante desafío en su sector, las exigencias asociadas y el poco apoyo del Estado para llevarlo adelante está significando que finalmente los consumidores se vean afectados.

En entrevista con Cienciaysalud.cl, el directivo recordó que uno de los objetivos de esta iniciativa era que los pacientes pudieran acceder a medicamentos de calidad comprobada y a un menor precio. Pero, remarcó, no es eso lo que se está dando en la realidad.

“Lo que hacen los estudios de bioequivalencia es asegurar la calidad. Es decir, con esto los pacientes y consumidores van a acceder a medicamentos seguros y eficaces. Además, se va a corroborar lo que nosotros hemos dicho, que los medicamentos de la industria nacional son tan buenos como cualquier otro del mundo”, expresó.

Sin embargo, alertó que los altos costos asociados a estos estudios van a significar que “con el tiempo vamos a tener menos productos en el mercado, por lo tanto al disminuir la oferta van a subir los precios, como ya ha estado sucediendo. En el fondo, va a ser una suerte de búmeran del punto de vista de los precios”.

imagen_bioequivalentes-¿Cuál es el escenario actual para Canalab?

Esto ha significado una fuerte inversión a nuestros asociados, que son laboratorios pequeños y medianos de la industria nacional, y lamentablemente hemos tenido que descontinuar algunos productos porque no se cubren los costos de la bioequivalencia.

-¿Cómo afecta esto al mercado y a los pacientes?

La inversión que han hecho los laboratorios nacionales es fuerte. Hay productos que no han sido capaces de cubrir los costos de estos estudios y por eso la industria los ha tenido que retirar del mercado. Eso trae consecuencias directas para los usuarios y genera, como se lo hicimos ver a la autoridad hace dos años y medio, un riesgo sanitario y una situación que perjudica al consumidor, al paciente.

-¿Qué ocurre con los medicamentos genéricos?

Cuando un pequeño empresario suspende algunos estudios por sus altos costos, eso podría significar que el genérico o posible bioequivalente desaparezca del mercado. Eso es lo que se está produciendo hoy y nosotros se lo advertimos a la autoridad sanitaria, tanto del Gobierno anterior como del actual.

-¿Cuáles son los problemas que enfrentan como industria?

Estamos en un zapato chino: hay muchos productos a los que hacer la bioequivalencia, hay pocos laboratorios autorizados para ello y, más encima, la autoridad nos coloca plazos muy acotados con los cuales es imposible hacer esta cantidad de estudios. Ahí está la raíz del problema.

-¿Cuáles son esos plazos?

En algunos casos nos dieron 6 meses, en circunstancias que un estudio dura 4 ó 5 meses in vitro y 7 u 8 meses in vivo. En países como Estados Unidos el proceso duró 10 años y se aspira a 5, 7 ó 10 productos al año. Acá nos han pedido 192 moléculas o productos en un año y medio.

-¿Cómo analizan el escenario futuro?

Se puede dar una escasez de medicamentos genéricos si no se nos otorgan ciertas facilidades. Cuando se inició el proyecto de bioequivalencia nosotros lo tomamos como propio porque era un desafío, porque significaba validar nuestra industria y nuestros procesos, pero en condiciones razonables. Y se ha trabajado con esfuerzo, se ha hecho una fuerte inversión, pero a esos plazos y con tan poca infraestructura ha sido difícil.

 

Artículos relacionados

La Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) anunció un paro indefinido a nivel nacional a partir de las 8:00 horas de este lunes 23 de noviembre. La medida fue adoptada ante la falta de respuestas del Gobierno a varias demandas expresadas por los funcionarios.