Senadores ponen en riesgo plazo de aprobación de Ley Ricarte Soto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“La idea nuestra es colaborar a tener un buen proyecto y yo, por lo tanto, no estoy disponible para aprobar uno malo o que tenga situaciones que no están resueltas suficientemente, más allá del tema del 21 de mayo y que esto sea un compromiso”, sostuvo ayer el senador Guido Girardi (PPD), al término de la Comisión de Salud, que analizó el proyecto de ley Ricarte Soto, que pretende financiar fármacos, alimentos y dispositivos de alto costo para los pacientes.

La iniciativa postula a ser uno de los principales anuncios del Ejecutivo en la cuenta pública del 21 de mayo, lo que ha llevado a darle discusión inmediata en el parlamento.

La opinión respecto de las imprecisiones de la iniciativa y la necesidad de estudiarla para generar las indicaciones, fue consenso entre los legisladores. Los principales reparos planteados por los senadores Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), Fulvio Rossi (PS), Manuel José Ossandón (RN) y Carolina Goic (DC), se refieren a la modalidad de clasificación de los beneficiarios y las instancias de participación que, bajo la forma de comisiones, estarán incluidas en el proceso. Otro punto que inquieta es la definición del “umbral” que permitirá definir cuáles son los usuarios que recibirán la ayuda.

“Cuando los mismos pacientes que van a ser favorecidos por esta ley plantean que prefieren que se demore un poco más, pero que salga una buena ley, me parece que debiéramos escucharlos”, dijo Van Rysselberghe.

Goic, por su parte, sostuvo que se requieren más detalles respecto a la estimación de los recursos previstos para el fondo -que operaría $ 100 mil millones en pleno régimen- y que es necesaria una mayor “claridad sobre el alcance que va a tener, de cómo va a funcionar, a quiénes va a entregar cobertura”.

Por su parte, Ossandón, aseguró que la iniciativa “está en pañales”. Añadió que “sacar una ley como ésta en un plazo breve, sería una irresponsabilidad tremenda”. Aludió, además, los problemas que la normativa introduciría en materia de investigación. Esto fue planteado ayer por los decanos de las facultades de Medicina (ver recuadro).

Plazo

El presidente de la instancia, Fulvio Rossi, manifestó que en las próximas sesiones se buscará introducir cambios para dar  certeza a los usuarios que requieren tratamientos de alto costo. “También hay que precisar cuáles son los criterios de inclusión de las enfermedades. Lo peor que podemos hacer es generar expectativas que pueden terminar en frustración, y definir el umbral”. Así, dijo que se consensuarán indicaciones esta semana, para después votar el proyecto en la sala.

Pese a los cuestionamientos, la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien expuso los detalles de la iniciativa ante la Cámara Alta, se mostró entusiasta sobre la aprobación de la norma antes del 21 de mayo. Aseveró que los senadores hicieron observaciones “muy interesantes”, por lo que se perfeccionará el texto del proyecto. “Tenemos respuestas bastante contundente desde el ministerio,  pero para que quede claro en el escrito estamos elaborando las indicaciones”, señaló.

Sobre el umbral que definirá a los usuarios a quienes se les dará cobertura, Castillo dijo que se está evaluando introducir en el debate la propuesta que hace la OMS,  de fijar que gastos sobre un 40% del salario en tratamientos constituye una situación catastrófica.

El subsecretario de Salud, Jaime Burrows, sostuvo que la determinación del umbral será mediante Decreto Supremo de los ministerios de Hacienda y Salud, tomando en cuenta los ingresos anuales de los pacientes y su capacidad de pago, descontados los gastos básicos de subsistencia. “La idea es que cada tres años se defina cuánto va a ser el monto del umbral. Es complejo dejarlo escrito en la ley porque si se requiere hacerle cambios sería más difícil”, agregó.

Fuente: La Tercera

Artículos relacionados