Farmacias Cruz Verde recibió una multa cercana a los mil millones de pesos por mantener a 21 trabajadores con contratos a base de incentivos monetarios, por la venta de fármacos y cumplimiento de metas en la comercialización de estos productos.

La práctica está prohibida por la ley de medicamentos, y sin embargo la industria interpretó el artículo que hace alusión a esta regulación y modificaron la forma original de bonos, que consistía en metas por la comercialización de ciertas marcas, por sumar a cada venta otras categorías de remedios.

La multa corresponde a siete sumarios que datan de octubre de 2014, y cuya sanción es la más alta, según dijo el director del Instituto de Salud Pública Roberto Bravo.

“Daña a la población, encarece las políticas de salud, por lo tanto hemos definido que esta multa es de carácter grave y por lo tanto merece el máximo monto que nosotros podemos aplicar por el Código Sanitario”, aseguró.

El presidente de la Federación de Trabajadores de Farmacias, Mauricio Acevedo, valoró la medida porque además la industria aún no regula los contratos de los dependientes para compensar los sueldos que por ley, no pueden ser a base de incentivos por venta.

El sueldo base de un trabajador de farmacia varía entre 230 y los 300 mil pesos, y los bonos de incentivo pueden llegar hasta los 800 mil.

Así lo señaló John Maldonado, dirigente sindical de Cruz Verde, quien manifestó preocupación por la adecuación de los contratos que por ley debieran compensar el sueldo promedio de los dependientes, que ya no podrán recibir incentivos.

Desde Cruz Verde señalaron que no se van a referir al tema, y desde el ISP adelantaron que Farmacias Ahumada y Salcobreand también tienen sumarios en curso por infracción a la Ley de Fármacos, por lo tanto se esperan nuevas resoluciones y multas para los próximos días.