Enfermedades orales: Un desafío a nivel mundial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Oral diseases: a global public health challenge

The Lancet

SERIES|ORAL HEALTH| VOLUME 394, ISSUE 10194, P249-260, JULY 20, 2019

LEER ARTÍCULO

En este primer trabajo de la serie sobre salud oral que publicó The Lancet en 2019, los autores señalan que las enfermedades orales se encuentran entre las más prevalentes a nivel mundial y tienen graves cargas económicas y para la salud, en gran medida reduciendo la calidad de vida de los afectados. Las enfermedades orales más prevalentes y consecuentes a nivel mundial son las caries dentales, enfermedad periodontal, pérdida de dientes y cáncer de labios y cavidad oral.

El artículo describe el alcance de la epidemia mundial de enfermedades bucales, sus orígenes en términos sociales y determinantes comerciales y sus costos en términos de bienestar de la población e impacto social. Aunque las enfermedades orales son en gran parte prevenibles, persisten con alta prevalencia, reflejando desigualdades sociales y económicas generalizadas y financiación inadecuada para la prevención y el tratamiento, particularmente en países de bajos y medianos ingresos (LMIC).

Al igual que con la mayoría de las enfermedades no transmisibles (ENT), las afecciones orales son crónicas y tienen un fuerte patrón social. Los niños que viven en la pobreza, los grupos socialmente marginados y las personas mayores son los más afectados por las enfermedades orales, y tienen poco acceso a la atención dental. En muchos LMIC, las enfermedades orales permanecen en gran medida sin tratamiento porque el tratamiento cuesta exceder los recursos disponibles.

Según los autores, las consecuencias personales de las enfermedades orales crónicas no tratadas son a menudo graves y pueden incluyen dolor constante, sepsis, calidad de vida reducida, días escolares perdidos, interrupción de la vida familiar y disminución del trabajo y productividad. Los costos del tratamiento de las enfermedades orales imponen grandes cargas económicas a las familias y los sistemas de atención médica.

De acuerdo al trabajo, queda de manifiesto que las enfermedades orales son, sin duda, un problema mundial de salud pública, con especial preocupación por su creciente prevalencia en muchos LMIC vinculados a cambios sociales, económicos y comerciales más amplios.

Al describir el alcance y las consecuencias de las enfermedades orales, sus determinantes sociales y comerciales, y su negligencia continua en la política de salud global, los autores apuntan a destacar la necesidad urgente de abordar las enfermedades orales entre otras ENT como una prioridad de salud global.

Ending the neglect of global oral health: time for radical action

The Lancet

SERIES|ORAL HEALTH| VOLUME 394, ISSUE 10194, P261-272, JULY 20, 2019

LEER ARTÍCULO

Las enfermedades orales son un importante problema de salud pública mundial que afecta a más de 3,5 billones de personas. Sin embargo, según describe este artículo, la odontología hasta ahora no ha podido resolver este problema y ahora se necesita un enfoque fundamentalmente diferente.

En este segundo de dos artículos de una serie sobre salud bucal publicado en The Lancet, los autores presentan una crítica de la odontología, destacando sus limitaciones claves y la necesidad urgente de reformar el sistema. En los países de altos ingresos, el enfoque actual dominado por el tratamiento, cada vez más tecnológico, intervencionista y especializado no aborda las causas subyacentes de la enfermedad y no aborda las desigualdades en la salud oral. En los países de bajos y de medianos ingresos (LMIC), las limitaciones de la llamada odontología occidentalizada son más agudas.

Según los autores, la odontología a menudo no está disponible, es inasequible e inapropiada para la mayoría de estas poblaciones, pero particularmente para la población rural pobre. En lugar de aislarse y separarse del sistema de atención de salud convencional, la odontología debe estar más integrada, en particular con los servicios de atención primaria.

El impulso global por la cobertura universal de salud brinda una oportunidad ideal para esta integración. Los sistemas de atención dental deberían centrarse más en promover y mantener la salud bucal y lograr una mayor equidad en la salud bucal. El consumo de azúcar, alcohol y tabaco, y sus determinantes sociales y comerciales subyacentes, son factores de riesgo comunes compartidos con una variedad de otras enfermedades no transmisibles (ENT).

Para avanzar en este aspecto, los investigadores plantean la necesidad de una regulación y legislación coherentes e integrales para abordar estos factores de riesgo compartidos. En este documento de la serie, los autores se enfocan en la necesidad de reducir el consumo de azúcar, describiendo cómo se puede lograr mediante la adopción de una gama de políticas iniciales diseñadas para combatir las estrategias corporativas utilizadas por la industria azucarera mundial para promover el consumo y las ganancias del azúcar.

En la actualidad, señalan, la industria azucarera está influyendo en la investigación dental, la política de salud oral y las organizaciones profesionales a través de sus estrategias corporativas bien desarrolladas. Se necesita el desarrollo de políticas y procedimientos de conflicto de intereses más claros y transparentes para limitar y aclarar la influencia de la industria azucarera en la investigación, la política y la práctica. La lucha contra los determinantes comerciales de las enfermedades orales y otras ENT debe ser una prioridad política principal, concluyen

Global, Regional, and National Levels and Trends in Burden of Oral Conditions from 1990 to 2017: A Systematic Analysis for the Global Burden of Disease 2017 Study

J Dent Res. 2020;99(4):362?373
doi:10.1177/0022034520908533

LEER ARTÍCULO

Las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales necesitan estimaciones nacionales y mundiales sobre la epidemiología descriptiva de las condiciones orales comunes para la planificación y evaluación de políticas.

El objetivo de este componente del estudio Global Burden of Disease fue producir estimaciones sobre la prevalencia, la incidencia y los años vividos con discapacidad por afecciones orales desde 1990 hasta 2017 por sexo, edad y países. Además, este estudio informa el patrón socioeconómico global en la carga de afecciones orales según la clasificación estándar de economías del Banco Mundial, así como el Índice sociodemográfico de la carga mundial de enfermedades.

Según los autores, los resultados muestran que las condiciones orales siguen siendo un desafío importante para la salud de la población. A nivel mundial, hubo 3.5 mil millones de casos de afecciones orales, de los cuales 2.3 mil millones tenían caries no tratada en dientes permanentes, 796 millones tenían periodontitis severa, 532 millones tenían caries no tratada en dientes temporales, 267 millones tenían pérdida total de dientes, y 139 millones tenían otras condiciones orales en 2017.

De acuerdo al trabajo, surgieron varios patrones cuando la clasificación de economías del Banco Mundial y el Índice Sociodemográfico se usaron como indicadores de desarrollo económico. En general, los países más desarrollados económicamente tienen la carga más baja de caries dental no tratada y periodontitis severa y la carga más alta de pérdida total de dientes.

El trabajo plantea que los hallazgos ofrecen una oportunidad para que los responsables políticos identifiquen estrategias exitosas de salud bucal y las fortalezcan; además de permitir introducir y monitorear diferentes enfoques donde las enfermedades orales están aumentando; planificar la integración de la salud bucal en la agenda de prevención de enfermedades no transmisibles; y estimar el costo de proporcionar cobertura universal para el cuidado dental.

Artículos relacionados