Ministro de Salud responde a la polémica por sueldos de médicos en pandemia

El ministro de Salud, Enrique Paris, abordó la polémica que lo enfrentó con el Colegio Médico (Colmed) luego de que asegurara en televisión que estos profesionales acaban de “recibir un bono mucho más sustancioso que los mismos funcionarios de salud” y que éstos “ganan mucha plata”.

Los dichos del secretario de Estado fueron emitidos en el programa Hola Chile de La Red donde aseguró que “un médico que trabaja 44 horas tiene un sueldo de más de 5 millones 400 mil pesos”. Esto, provocó la molestia de la presidenta del gremio, Izkia Siches, quien descartó que hayan recibido un bono desde el inicio de la pandemia. “Lamentamos profundamente los falsos anuncios sobre nuestras remuneraciones que, a nuestro juicio, sólo pretenden enfrentarnos al resto de los gremios y a la población en general”, expresó la dirigenta.

Consultado sobre este tema en el balance de la situación del coronavirus en el país entregado este lunes, Paris reconoció que “fue probablemente un error hablar de montos de sueldos, crea diferencias dentro del equipo de salud y lo reconozco”.

Sin embargo, descartó disculparse públicamente: “Las disculpas las debería pedir la persona que dijo que éramos muy dialogantes, pero que no cumplíamos lo que prometíamos y que además amenzábamos con una reducción de sueldo. Él es el que induce al engaño y yo no”, dijo el ministro, aludiendo al secretario general de Colmed, José Miguel Bernucci.

“Ante ese engaño yo tenía que responder. No me podía quedar callado cuando una persona que es dirigente nacional, y que está postulando a un cargo, indica en un tuit que se van a reducir los sueldos, eso no es verdad, todo el mundo lo sabe y cualquier abogado sabe que (los sueldos) se fijan por ley”, expresó.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

La pandemia por Covid-19 tiene un impacto que va más allá de la salud. Durante el año y medio en que el SARS-CoV-2 ha circulado por el mundo, ha provocado efectos negativos en lo sanitario, económico y social, lo que hace replantear los desafíos que tendrán los Estados una vez que la pandemia, en términos de salud, sea superada.
La inteligencia artificial (IA) puede ofrecer una forma de determinar con precisión que una persona no está infectada con COVID-19. Un estudio retrospectivo internacional encuentra que la infección con SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, crea cambios eléctricos sutiles en el corazón. Un electrocardiograma mejorado con IA puede detectar estos cambios y potencialmente usarse como una prueba de detección de COVID-19 rápida y confiable.