Google Health se actualiza para apoyar a los servicios de salud en Estados Unidos

En 2008, la plataforma Google Health fue lanzada con la intención de recopilar datos voluntarios de salud desde sus mismos usuarios, creando un historial clínico centralizado en un solo lugar. Sin embargo, las personas desconfiaron de esta herramienta y no compartieron sus datos con el gigante tecnológico. En 2012 se decide cerrar esta división, pero años más tarde sería retomada desde otra perspectiva.

En la actualidad, Google Health replanteó su trabajo y presta su servicio de búsqueda a entidades públicas y privadas de salud. La compañía tecnológica, a través de su división de salud, concentra todo el historial médico de los pacientes en un solo lugar, facilitando así al equipo médico la búsqueda del historial clínico de sus pacientes.

Recientemente David Feinberg, director de Google Health, se presentó en la Cumbre de Innovación Médica y Tecnológica STAT 2020, explicando a los asistentes cómo esta herramienta tecnológica ha sido de ayuda para los servicios de salud, en especial durante el último año de pandemia.

“Nosotros trabajamos desde Google Health principalmente con los hospitales para ayudarlos a organizar su enorme cantidad de información de las historias clínicas de sus pacientes. (…) Lo que hacemos es normalizar y concentrar toda esa información para que esté en una forma más correcta y disponible a cada doctor que necesite hacer un seguimiento de un paciente. Es similar a las búsquedas que aplicamos en otros clientes comerciales, solo que concentrado en la salud”, explicó Feinberg durante la conferencia.

Parte del trabajo que Google ha desarrollado para cumplir con su función es perfeccionar sus algoritmos de inteligencia artificial, permitiendo que estos sean capaces de identificar y diagnosticar enfermedades mediante el uso de imágenes, además de predicción y evolución de diferentes patologías.

El director de Google Heatlh, respecto a la utilidad para los pacientes, aseguró que “hoy el desafío pasa por tener el mayor nivel de transparencia en la información y frente a los grandes niveles de audiencia que generamos para asegurarnos que puedan ver todo lo que hacemos con la mejor seguridad para ellos”.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

“Dormir mejor es beneficioso para el cerebro y puede mejorar las habilidades cognitivas. Sin embargo, en nuestro estudio, encontramos que más de la mitad de las personas con deterioro cognitivo tenían apnea obstructiva del sueño”, explica el autor del estudio Mark I. Boulos, de la Universidad de Toronto, en Canadá, y miembro de la Academia Americana de Neurología.