Especialistas advierten aumento de casos de cáncer bucal

El Ministerio de Salud (Minsal) detectó un incremento en la incidencia de cáncer bucal en la población chilena. En 1997 la tasa de mortalidad para el cáncer de labio, cavidad oral y orofaringe era de 1 por 100 habitantes, mientras que para 2015 la cifra ascendió a 1,4 por 100 habitantes.

Los datos estadísticos evidenciaron que la mitad de los pacientes fallece a los 5 años de diagnóstico y solo 5% de los casos es detectado en su etapa temprana. Estos antecedentes encendieron la preocupación de las autoridades y especialistas, impulsando una campaña de prevención e higiene de la salud bucal dirigida a la población.

El académico del Departamento de Estomatología de la Universidad de Talca, Bernardo Venegas, afirmó que “a nivel global, el cáncer -en general- está aumentando y en el caso de la cavidad oral también se ha visto un crecimiento en su incidencia”.

Uno de los datos importantes que arrojó el estudio del Misal fue que el cáncer bucal se está manifestando a más temprana edad. “Ya no solo se está presentando en personas mayores a 45 años, como era lo tradicional, sino que actualmente se desarrolla en personas más jóvenes”, comentó el especialista.

Detección temprana

El cáncer bucal se manifiesta de forma tardía, siendo muchos de ellos descubiertos en su fase avanzada. “Entre el 70 y el 80 por ciento de los casos son diagnosticados en etapas 3 y 4, lo cual significa entonces una sobrevida baja de los pacientes a los 5 años, que es del 50 por ciento”, agregó.

Las recomendaciones que los especialistas comparten a la población, es estar atentos a cualquier anormalidad que se pueda presentar en la boca y consultar de forma inmediata. El Dr. Venegas sostuvo que “el cáncer de la cavidad oral aparece como una úlcera o una herida en la boca, que permanece sin cicatrizar por un tiempo mínimo de un mes”.

“Uno de los criterios que nosotros siempre recomendamos a los pacientes es que, teniendo cualquier úlcera o herida en la mucosa oral que no cicatriza, es mejor que consulte a un profesional”, puntualizó el académico. También indicó que pueden ser signos de preocupación un aumento de volumen de las glándulas salivales, inflamación y sangramiento de las encías.

El cáncer bucal está asociado al consumo de tabaco, estimándose que tres cuartas partes de los casos podrían evitarse eliminado este hábito y reduciendo el consumo de alcohol. Estudios indican que dejar de fumar reduce el riesgo de este cáncer en un 35% dentro del primer y cuarto año y en un 80% a los 20 años de dejar el consumo de tabaco.

 

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados