Nuevo método no invasivo podría detectar el cáncer gástrico

El cáncer gástrico para 2013 alcanzó 984.000 nuevos casos en el mundo y 841.000 fallecidos. Desde la década de los 70, su incidencia ha ido bajando, pero sigue concentrándose como una de las principales causas de muerte por tumores malignos a nivel mundial.

Para Chile, este escenario no es ajeno. Dentro de las enfermedades neoplásicas, es la principal causa de muerte, concentrando 3.200 fallecidos por año, equivalente a una tasa de mortalidad de 19/100.000 habitantes. Además, a nivel mundial, Chile es uno de los países con la tasa más alta de incidencia, junto a Japón, Costa Rica y Singapur.

Actualmente, el método más efectivo para diagnosticar el cáncer gástrico es la endoscopía, instrumento médico invasivo que, en la mayoría de los casos, detecta la enfermedad en su etapa avanzada con poca probabilidad de sobrevida. Además, dada la complejidad del procedimiento, existe una larga lista de pacientes en espera para realizarse este examen y saber con certeza si padecen o no de cáncer gástrico.

Fernando Alarcón, partner de ATRUS Advisors en Estados Unidos y co-fundador de Ilico Genetics, explicó que “actualmente el examen más eficaz para diagnosticar el cáncer gástrico es una endoscopía y si bien es cierto, que es un proceso efectivo, no necesariamente es eficiente, debido a que es costoso e invasivo para los pacientes, ya que se necesita adormecer a la persona y extraerle una muestra de tejido del estómago. Por otra parte, este examen no permite una detección temprana del cáncer y no propiamente por la herramienta, sino más bien porque cuando el cáncer está en etapa temprana es asintomático y muchas veces se confunde con otras patologías como gastritis o dolencias estomacales, para lo cual no sería necesario aplicar una endoscopía”.

Estos antecedentes llevaron al Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (Accdis), liderado por el académico de la Universidad Católica de Chile, Alejandro Corvalán, a resolver la detección temprana y no invasiva del cáncer gástrico.

Este año el proyecto se adjudicó el FONDEF VIU 2020 para continuar su investigación y crear la compañía Ilico Genetics, empresa de diagnóstico para medicina de precisión que, gracias al avance de la investigación, cuentan con un primer producto enfocado en el diagnóstico no invasivo del cáncer gástrico.

Detección de cáncer gástrico por examen de sangre

La propuesta es un examen de sangre, método no invasivo para los pacientes y con resultados más rápidos que una endoscopía. El Dr. Corvalán asegura que con este nuevo proceso “no buscamos eliminar las endoscopías, sino más bien complementarla y con los resultados priorizar quién tiene mayor riesgo de padecer cáncer gástrico o quién necesita con mayor urgencia este examen”.

En ese contexto, esta prueba molecular mejoraría los tiempos de diagnósticos, pudiendo analizar 200 exámenes al día, mientras que el mejor laboratorio actualmente solo puede atender 12 pacientes con otro procedimiento.

Los investigadores advirtieron que los resultados no concluyen si un paciente padece o no de cáncer gástrico y mucho menos pretenden reemplazar el diagnóstico por endoscopía. Este nuevo procedimiento busca ser complementario, mostrando el alto porcentaje de riesgo que tienen las personas de sufrir de esta patología, permitiendo optimizar las listas de esperas para la realización de una endoscopía.

Dado los beneficios del test de sangre, para Alarcón lo óptimo sería que se usara en marco de una campaña preventiva de cáncer gástrico por las autoridades, evaluando el transcurso de esta enfermedad. “Esta es la primera prueba molecular del mercado que detecta de manera menos invasiva las lesiones de alto riesgo, bien sea premalignas (antes que haya cáncer) o neoplásicas (cuando ya hay células cancerígenas)”, agregó.

Además, la prueba mediante sangre permitirá monitorear la efectividad del tratamiento de cáncer gástrico. Hasta el momento, el único método de evaluación es la endoscopia. De esta forma, los resultados del test se podría observar la carga viral del cáncer, permitiendo al médico tratante definir las líneas a seguir para el tratamiento.

De momento, el proyecto está a la espera de que el spinoff UC sea aprobado, para que Ilico Genetics pueda buscar financiamiento privado para el desarrollo comercial. Recientemente fueron uno de los proyectos seleccionados por Brain Chile -programa de aceleración de emprendimientos de base científico-tecnológica.

El equipo de investigación conformado por el Dr. Alarcón, Felipe Alarcón, María José Maturana de la PUC y Benjamin García Bloj de la Universidad Mayor, se encuentra a la espera de nuevas convocatorias nacionales e internacionales para incrementar sus fondos de investigación y así proceder con la validación técnica y verificación analítica junto a la Fundación Arturo López Pérez, Inmunocel, PUC, Universidad Mayor y diversas cohortes donde se aplicarán estas pruebas.

De concretarse la validación técnica, para el 2022, aproximadamente, la prueba de sangre podrá ser replicada, vendida y usada solo para uso clínico y de investigación.

 

 

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.