Investigación encuentra microplásticos en placenta humana

Diversas investigaciones han confirmado que parte de nuestro hábitat está plagado de microplásticos, pero un reciente estudio científico ha encendido una nueva alerta sobre esta temática.

Por primera vez científicos han encontrado fragmentos de microplásticos en la placenta humana. El hospital romano Fatebenefratelli y el Politécnico de la región de Las Marcas, analizaron las placentas de seis mujeres sanas de edades entre los 18 y los 40 años. Todas presentaron embarazos y partos sin complicaciones.

En la investigación, publicada en la revista Environment International y dirigida por el Dr. Antonio Ragusa, ginecólogo del Hospital San Giovanni Calibita Fatebenefratelli, Italia, encontraron 12 fragmentos de microplásticos en cuatro de ellas.

“Es como tener un bebé cyborg: Ya no está compuesto solo por células humanas, sino por una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas”, sostuvo el Dr. Antonio Ragusa. Si bien solo se analizó el 4% de cada órgano, los datos recabados preocupan a los científicos por los efectos que este fenómeno puede tener en el desarrollo del feto.

Se teme que estos productos puedan interferir con su desarrollo y su sistema inmunológico o que ocasionen problemas a largo plazo. La placenta es el encargado de brindar oxígeno y nutrientes al feto durante su crecimiento, además de eliminar los desechos de su sangre. “Si encuentras algo en la placenta, significa que encuentras algo en el bebé”, detalló el Dr. Ragusa.

Se desconoce cómo llegaron los microplásticos a la placenta, pero se estima que puede ser a través de la comida, la bebida o por inhalación. De todas formas, los investigadores indicaron que hace falta realizar un mayor análisis para descifrar los efectos de este hallazgo.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Investigadores están desarrollando un implante dental inteligente que resiste el crecimiento bacteriano y genera su propia electricidad al masticar y cepillar para encender una luz que rejuvenece los tejidos. La innovación podría extender la vida útil de un implante.
Al igual que el SARS-CoV-2 constituye una pandemia que ha cobrado más de 4 millones de vidas y más de 200 millones de personas diagnosticas que aún conviven con diversas secuelas, la Asociación Chilena de Hepatología (ACHHEP), filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), advierte su preocupación acerca de la pandemia del consumo excesivo de alcohol.