CONAC lanza campaña de prevención del cáncer de piel

En la última década se ha duplicado el número de personas diagnosticadas con cáncer de piel. Tras esta realidad, la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC) ha lanzado una nueva campaña para concientizar a las personas los daños que pueden producir a la piel una prolongada exposición al sol. #CuidaTuPielTodoelAño busca incentivar el correcto uso del protector solar y otras medidas para evitar el cáncer a la piel y el envejecimiento prematuro.

Así como han aumentado los diagnósticos de cáncer a la piel, también han aumentado el número de personas fallecidas por esta causa. Según datos de la Sociedad Chilena de Dermatología, las muertes han llegado a más de cuatro mil, siendo hombres el 54% de ellas.

Los diagnósticos de cáncer se concentran en las regiones de Antofagasta, Valparaíso y Metropolitana. Estas tres zonas son también las que registran mayor índice de mortalidad, como resultado de fallecimientos por melanomas y carcinomas, que son las variantes más graves de la enfermedad y hoy representan la mitad de las patologías oncológicas diagnosticadas.

El director de la Red de Mediación UV de Conac, Ernesto Gramsch, explica que “gran parte de la población mundial vive en ciudades con aire contaminado por ozono, material particulado, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y otros. Todos ellos inciden en daños a la piel. Por ejemplo, existe una fuerte correlación entre el hollín y manchas de pigmentadas, así como el dióxido de nitrógeno está vinculado a la pigmentación en las mejillas. A la par, el material particulado MP2,5: los gases y compuestos orgánicos volátiles, agravan la dermatitis atópica. Y que el aumento de 10 g/m3 de ozono condujo a aumentos estadísticamente significativos en urticaria (3,84%), eczema (2,86%), dermatitis de contacto (3,22%) y exantema (2,72%)”.

Por su parte, el cambio climático y la disminución de la capa de ozono, como consecuencia incrementa la radiación ultravioleta efectiva que llega a la superficie terrestre, provocando no solo el cáncer a la piel, sino que también el calentamiento de la tierra, la desertificación y la deforestación.

“El cambio climático tiene efectos mixtos sobre la radiación UV. En algunos lugares va a aumentar y en otros disminuirá. En zonas áridas y semiáridas como el centro y norte de Chile, la radiación UV tenderá a aumentar por la menor cobertura nubosa y la mayor reflexión por el suelo. En muchos sectores va a disminuir la cubierta de hielo (polo norte, lagos helados, etc.) y por lo tanto va a disminuir la reflexión de la radiación UV”, agrega Gramsch.

Para protegerse de los daños a la exposición de los rayos UV, desde CONAC recomiendan las siguientes medidas:

-Evitra exponerse al sol en las horas de máxima radiación (entre 10 y 16 horas), menos con la piel húmeda.

-Cubrir las zonas sensibles con ropa adecuada y sombrero. Preferir los colores oscuros.

-Buscar siempre la sombra y utilizar sombrillas o mallas de protección.

-Usar anteojos oscuros con protección UV.

-Usar protector solar a diario y todo el año, incluso en los días nublados. Aplicarlo 15 a 30 minutos antes de la exposición al sol cada 3 a 4 horas o tras baños largos y excesiva transpiración.

-Extremar las precauciones en los niños. Los menores de 6 meses no deben ser expuestos al sol. Los menores de 6 años deben usar productos especiales. Desde los 6 años, deben usar protección normal FPS +50.

-Evitar los medios artificiales de radiación (solárium).

El ABCDE de los lunares

-Asimetría: Una mitad del lunar no coincide con la otra.

-Borde: El contorno del lunar es irregular.

-Color: El color del lunar no es uniforme.

-Diámetro: El ancho es mayor que la goma de borrar de un lápiz.

-Evolución: Cambios como crecimiento, engrosamiento o picazón.

De esta forma, consultar al médico si:

-Observa cambios en el color, textura, forma y tamaño de un lunar previo.

-Una mancha que crece, pica, duele, se transforma en costra, se erosiona o sangra.

-Una herida no sana en más de 4 semanas a pesar del tratamiento médico.

-Tiene una herida cutánea crónica (que sana, pero reaparece).

 

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados