Norovirus: El causante del 60% de los casos de gastroenteritis en la región de Antofagasta

En los últimos años, la gastroenteritis ha sido una de las enfermedades más comunes que se desarrolla en la región de Antofagasta. En 2010, hubo un aumento de casos considerable, llegando 31.036 consultas por gastroenteritis aguda (tasa de 54 por 1000 habitantes) entre el 8 de marzo y el 28 de abril de ese año.

El causante del 60% de los casos de gastroenteritis en la región es producido por el “Norovirus”, virus ARN de la familia Caliciviridae la que se transmite, principalmente, por intoxicación alimentaria.

“Hay mucha contaminación de Norovirus por consumo de berries. Estas pueden ser regadas con aguas servidas que vienen con este virus y así quedan contaminados” comenta la académica de la Universidad de Antofagasta, Dra. Margarita Lay, ex seremi de la Macrozona Norte del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Conocimiento y doctora en Virología Molecular y Microbiología Baylor College of Medicine.

Además, la experta explica que este virus puede resistir el ciclo del agua, siendo este excretado por la alcantarilla, llegando a las aguas servidas con que se riegan las hortalizas a ras de piso. “Es sumamente resistente a la alcantarilla y además es altamente contagioso, quizá como el sars-cov-2”, explica la experta. Esto se debe a que el Norovirus tiene una estructura proteica que lo hace más resistente al ambiente.

Dada su resistencia, es posible que llegue al mar y se adhiera a bivalvos, como las ostras. Por ello la importancia de tomar medidas sanitarias como lavarse las manos después de ir al baño o de mudar a bebés, lavarse las manos antes de comer, limpiar las frutas, verduras y moluscos y solo consumir agua potable. Si no se dispone de esta, hervirla antes de consumir o cocer alimentos.

Una nueva variante de Norovirus en Antofagasta

Dada la alta incidencia de norovirus en la Región, académicos de la Universidad de Antofagasta, entre ellos la Dra. Margarita Lay, junto con el Dr. Jean Vinjé, jefe del Laboratorio Nacional de Calicivirus y el Centers for Disease Control and Prevention (CDC), ambos de Estados Unidos, decidieron investigar a nivel molecular este virus.

La investigación ya cuenta con resultados preliminares, los cuales han ratificado la hipótesis de que el genotipo de Norovirus que afecta a la zona es el 2.4, el cual tiene mayor prevalencia a nivel mundial. Sin embargo, el hallazgo de los investigadores es que no es la variante 2.4 Sídney el que afecta a la población de la segunda región, sino que es una nueva variante no tipificada.

“Este es muy interesante y demuestra lo importante que es tener una vigilancia activa a nivel molecular para identificar qué tipo de virus o variantes está circulando en nuestro país y produce esta enfermedad. De esta forma, se puede diseñar una vacuna o terapias más eficientes”, detalló la Dra. Lay.

Este antecedente abre un espacio para investigar si es que esta nueva variante está presenten en el resto del país o solo se concentra en la región de Antofagasta. Luego de la segunda región, le sigue la Región de Los Lagos con la segunda tasa de incidencia más alta de contagios por Norovirus.

Efectos y tratamientos de norovirus

Los principales síntomas del norovirus son la diarrea, vómito y malestar estomacal. Le siguen en menor medida la fiebre y dolores corporales. En la actualidad no existe una vacuna para evitar el contagio, como sí lo hay para el rotavirus, otro virus que ocasiona gastroenteritis.

Estudiantes de la Universidad de Antofagasta (UA) han estado trabajando en el diseño de una vacuna contra el Norovirus. Las estudiantes Claudia Campillay del Departamento de Biotecnología y Marcela Villaneda del Magíster de la UA han presentado parte de este trabajo en congresos internacionales y nacionales.

La académica Margarita Lay declara que ha sido desafiante desarrollar una vacuna a nivel mundial. “Se buscó una estrategia diferente a la que estaba establecida anterior y precisamente está en desarrollo una vacuna hecha por la UA para proteger a la población contra este virus que muta muchísimo”, comentó.

A pesar que no existe una vacuna ni un tratamiento específico para tratar el norovirus, los expertos recomiendan beber mucho líquido para evitar la deshidratación. El médico tratante puede recetar también medicamentos antidiarreicos o probióticos que ayudan a normalizar la flora gastrointestinal desequilibrada.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Investigadores están desarrollando un implante dental inteligente que resiste el crecimiento bacteriano y genera su propia electricidad al masticar y cepillar para encender una luz que rejuvenece los tejidos. La innovación podría extender la vida útil de un implante.
Al igual que el SARS-CoV-2 constituye una pandemia que ha cobrado más de 4 millones de vidas y más de 200 millones de personas diagnosticas que aún conviven con diversas secuelas, la Asociación Chilena de Hepatología (ACHHEP), filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), advierte su preocupación acerca de la pandemia del consumo excesivo de alcohol.