Investigadores de la U. Austral fusionan anticuerpos humanos y de alpaca para tratar la Covid-19

Científicos de la Universidad Austral junto con la Universidad de Queensland, Australia, produjo una inmunoterapia para neutralizar al coronavirus fusionando anticuerpos humanos y de alpaca. Este método es inyectable y ayuda a disminuir la severidad de la Covid-19.

Anteriormente el mismo equipo ya había logrado aislar un anticuerpo capaz de neutralizar al SARS-CoV-2. Alejandro Rojas, líder del proyecto, doctor en Bioquímica y jefe Laboratorio Biotecnología Médica U. Austral, comenta que el equipo “ha logrado fusionar el anticuerpo proveniente de la alpaca a un anticuerpo humano y producirlo en células de forma ilimitada”.

Gracias a este importante hallazgo, según declara el experto, “hoy contamos con un anticuerpo que es capaz de neutralizar el virus y además alertar al sistema inmune de una persona y llamar a todas las otras células que pelean contra los virus para poder hacerle frente a la infección”.

Esta nueva fusión de células tiene la capacidad de gatillar una respuesta inmune de los anticuerpos humanos. “Hemos sido uno de los primeros grupos en el mundo en generar anticuerpos neutralizantes contra el coronavirus, de hecho, hoy en día, el nanoanticuerpo descubierto es uno de los más poderosos”, comenta Rojas.

El objetivo es inyectarlo para controlar la pandemia y sumarlo a la idea inicial de administrarlo a través de un nebulizador para producir una terapia que detenga el avance del virus en pacientes, de tal manera que no llegue a un estado grave y también que contribuya en la reducción de la transmisión a personas sanas.

“El desarrollo de una terapia inmunológica puede ir a la par con las investigaciones de las vacunas, sobre todo porque se sabe que las vacunas enfrentan limitaciones de producción y logística a nivel global, y se ha visto con frustración como los cargamentos de las vacunas llegan muy parcializados”, explica.

En esa misma línea, este nuevo método puede ser complementario con los procesos de inoculación, considerando que estos aún no son probados en menores de edad y existe una parte de la población a la que no se le puede administrar la vacuna.

Respecto al desarrollo de otras terapias con anticuerpos, como fue el caso de Donald Trump, quien fue tratado con anticuerpos de animales y humanos producida por la compañía Regeneron, Rojas comenta que “recientemente una de las farmacéuticas más grandes de Estados Unidos Eli Lilly señaló que su anticuerpo bamlanivimab (LY-CoV555) previene riesgo de contagio sobre un 80%. El anticuerpo recientemente humanizado podría ser una alternativa chilena a las inmunoterapias inyectables ya descritas”.

Luego de una extensa revisión el trabajo científico ha sido aceptado en la revista Scientific Reports del grupo editorial británico Nature. En ese sentido, el académico vuelve a hacer un llamado a las autoridades centrales del ministerio de Ministerio de Salud y al sector privado, a apoyar este tipo de investigaciones porque “como equipo, nuestro objetivo es avanzar no sólo porque creemos que es muy importante contar con alternativas terapéuticas locales, sino porque también pretendemos demostrar que podemos aportar en las soluciones a problemáticas globales desde el lluvioso sur de Chile”.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

La pandemia por Covid-19 tiene un impacto que va más allá de la salud. Durante el año y medio en que el SARS-CoV-2 ha circulado por el mundo, ha provocado efectos negativos en lo sanitario, económico y social, lo que hace replantear los desafíos que tendrán los Estados una vez que la pandemia, en términos de salud, sea superada.