Un nuevo estudio indica que el COVID-19 necesita de 80 días para mutar

Un reciente estudio comprobó que 80 días son suficientes para que una cepa inicial del virus mute.  Los investigadores co-incubaron el SARS-CoV-2 con un plasma altamente neutralizante de pacientes convalecientes de COVID-19, llegando a este resultado.