Vacuna de ARN mensajero contra COVID-19 reduce enormemente riesgo de infección asintomática y contagio a los demás

Diez días después de recibida la segunda dosis de una vacuna de ARN mensajero, vacuna ARNm o vacuna contra la COVID-19, las personas sin síntomas de la enfermedad del coronavirus tienen mucho menos probabilidad de dar positivo para la infección y de propagarla sin saber que están enfermas que quienes aún no se han vacunado contra la COVID-19. Las vacunas de ARN mensajero de Pfizer-BioNTech y de Moderna están autorizadas para aplicación urgente en los Estados Unidos.

Con las dos dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19, las personas sin síntomas mostraron una reducción del 80% en el riesgo ajustado de dar positivo en la prueba de la COVID-19 después de la última dosis. Estos resultados corresponden a un estudio de Mayo Clinic en pacientes vacunados y se publicaron en la revista Clinical Infectious Disease.

Los autores del trabajo dicen que los resultados subrayan la eficacia de las vacunas de ARN mensajero contra la COVID-19 para limitar considerablemente la propagación de la enfermedad del coronavirus por parte de las personas que no presentan síntomas y, por lo tanto, pueden contagiar la infección a los demás sin saber.

Los investigadores analizaron retrospectivamente una cohorte de 39.000 pacientes sometidos a exámenes moleculares de detección para la COVID-19 antes de algún procedimiento. Se hicieron más de 48.000 pruebas de detección, incluidas 3000 en pacientes que recibieron al menos una dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19.

Estas pruebas de detección fueron parte del análisis para la COVID-19 que habitualmente se hace antes de un tratamiento no relacionado con la enfermedad del coronavirus, como una cirugía u otro tipo de procedimiento. Los pacientes del grupo vacunado habían recibido al menos la primera dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19.

“Descubrimos que los pacientes sin síntomas que reciben al menos una dosis de la primera vacuna autorizada de ARN mensajero contra la COVID-19 (la Pfizer-BioNTech) 10 días antes de la detección, tenían una probabilidad 72 por ciento menor de dar positivo. La probabilidad de los que recibieron ambas dosis era 73 por ciento menor que la del grupo de gente no vacunada”, explica el Dr. Aaron Tande, especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic y uno de los dos primeros autores del trabajo.

Después de los ajustes para una variedad de factores, los investigadores descubrieron una reducción del 80% en el riesgo de dar positivo en la prueba de la COVID-19 entre las personas que recibieron ambas dosis de alguna de las vacunas de ARN mensajero contra la enfermedad del coronavirus.

El estudio se basa en pacientes sometidos a exámenes de detección entre el 17 de diciembre de 2020 y el 8 de febrero de 2021, tanto en Mayo Clinic de Minnesota y Arizona como en el Sistema de Salud de Mayo Clinic en Minnesota y Wisconsin.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Investigadores están desarrollando un implante dental inteligente que resiste el crecimiento bacteriano y genera su propia electricidad al masticar y cepillar para encender una luz que rejuvenece los tejidos. La innovación podría extender la vida útil de un implante.
Al igual que el SARS-CoV-2 constituye una pandemia que ha cobrado más de 4 millones de vidas y más de 200 millones de personas diagnosticas que aún conviven con diversas secuelas, la Asociación Chilena de Hepatología (ACHHEP), filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), advierte su preocupación acerca de la pandemia del consumo excesivo de alcohol.