Instituciones médicas hacen un llamado a autoridades de gobierno a considerar a mujeres embarazadas en plan de vacunación covid-19

El Colegio de Matronas y Matrones de Chile hizo un llamado urgente a la autoridad sanitaria, a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, y al presidente de la República, a considerar de “manera urgente” a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia en el actual Plan de Vacunación contra el COVID-19.

Anita Román, presidenta del gremio, hizo un llamado al presidente Sebastián Piñera de “instalar una Mesa Covid con todos los expertos en salud sexual y salud reproductiva, para ver cómo vamos a implementar aquellas acciones que no han sido ejecutadas durante este periodo, pero también aquellas que permitan a las mujeres en gestación o en periodo de lactancia acceder al derecho a la vacuna”.

Desde el grupo colegiado sostienen que “no puede ser que a acciones de salud sexual y salud reproductiva que han sido vulneradas en esta pandemia, como la no toma de exámenes preventivos de cáncer, como la no atención de mujeres menopáusicas o de la tercera edad, hoy tengamos que sumar que la gestación siga siendo no considerada una condición de riesgo como tampoco a las personas que están lactando”, según publicaron en su sitio web.

En la misma línea, el Comité Consultivo de Inmunizaciones de la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf), aseguró que las mujeres en periodo de gestación “poseen un mayor riesgo de presentar un cuadro severo de Covid-19, de ingreso a unidades de pacientes críticos (UPC), de necesidad de ventilación mecánica y mortalidad”.

Entre los puntos destacados del comunicado de la Sochinf, sostuvieron que los tres tipos de vacuna que se aplican en Chile: ARN mensajero, Pfizer/BioNtech; virus inactivo, Sinovac y de vector viral, AstraZeneca y CanSino, son seguras, puesto que, en el caso de las vacunas con ARN mensajero “no contienen el virus vivo, no producen replicación viral y el ARNm no interactúa con el ADN de la persona vacunada ya que no ingresa al núcleo”.

En el caso de las vacunas con virus inactivo, la sociedad médica indica que “son una plataforma conocida utilizada en la prevención de enfermedades infecciosas como la influenza (…) utilizadas actualmente en pacientes embarazadas y lactancia”. Respecto a las vacunas de vector viral, sostienen que ya hay experiencia en vacunas contra el Ébola, donde el contexto de ensayos clínicos “ha demostrado ser segura en todos los trimestres del embarazo y sin eventos adversos en neonatos”.

También destaca que la evidencia científica ha demostrado que las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia vacunadas con las dosis RNAm “presentan una respuesta humoral con producción de anticuerpos, similares a las mujeres no embarazadas ni en lactancia (…) y están presentes en sangre del cordón umbilical y en leche materna”. Además, la respuesta humoral tiene una rápida producción de anticuerpos a partir del día 15 de la primera dosis y los traspasa con efectividad a la placenta.

Con estos antecedentes, la Sochinf hace un llamado a ofrecer la vacuna de forma voluntaria a mujeres embarazadas a partir del 2do semestre con la vacuna RNAm Pfizer/BioNtech, junto con proceso formal de consejería y obtención de un consentimiento informado de la gestante, además de continuar con la vigilancia ESAVI en la población vacunada.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró la muestra de apoyo global demostrada en la Cumbre Mundial de Covid-19, organizada por el presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, este pasado miércoles, pero pidió que "los compromisos se conviertan en acciones inmediatas para acabar con la pandemia de forma equitativa".
El miércoles 29 de septiembre a partir de las 19:00 se realizará este encuentro organizado por Pro Salud Chile, con el objetivo de conocer cómo operará este nuevo modelo de prescripción y cuáles son sus ventajas, tanto para la salud y seguridad de los pacientes, como para asegurar la trazabilidad