Cada año, la inmunización salva millones de vidas y es reconocida como una de las intervenciones de salud más eficaces

Del 24 al 30 de abril se celebra la Semana Mundial de la Inmunización con el objeto promover la vacunación para proteger a personas de todas las edades contra enfermedades prevenibles por vacunación. El lema definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el 2021 es “Las vacunas nos acercan. #Vacúnate”.

La inmunización es la intervención sanitaria preventiva más efectiva, que evita entre 2 y 3 millones de muertes anuales por difteria, tétanos, tos ferina y sarampión. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud todavía hay 20 millones de niños en el mundo que no reciben las vacunas.

Mientras el mundo está enfocado en la lucha crítica contra el COVID-19, continúa la necesidad de garantizar las vacunaciones de rutina. Se estima que por diversas razones (aislamiento, suspensión de controles de rutina, dificultades socioeconómicas, entre otras) muchos niños no han sido vacunados durante la pandemia global, lo que
los pone en riesgo de contraer enfermedades graves.

La vacunación puede prevenir más de 20 enfermedades potencialmente mortales y hay nuevas vacunas en desarrollo con que podrán prevenir aún más. Desde la aparición de la vacunación, la esperanza de vida ha aumentado entre 15 y 25 años.

“En Sanofi Pasteur, creemos en un mundo en el que nadie sufra ni muera por una  enfermedad que puede prevenirse mediante la vacunación. Producimos más de 2,5 millones de vacunas por día y nuestras vacunas ayudan a proteger a más de 500 millones de personas cada año. También estamos colaborando en la lucha contra el  Covid-19, avanzando en el desarrollo de dos vacunas candidatas, una de ellas esperamos que esté disponible para el final de este año”, señaló Andre Soresini, Gerente General de Sanofi Pasteur para Cono Sur.

La vacunación contra enfermedades en países de ingresos bajos y medianos ha salvado hasta 37 millones de vidas entre el 2000 y 2019. Con un compromiso global continuo, se estima que 32 millones más se pueden salvar para 2030.

Gracias a la vacunación, por ejemplo, el riesgo de contraer poliomielitis se ha reducido significativamente desde la implementación de la Iniciativa Global para la Erradicación de la Polio (GPEI) lanzada en 1988. Los esfuerzos de vacunación mundiales han salvado más de 16 millones de personas de parálisis por polio, y han evitado cerca de
1.5 millones de muertes infantiles.

También la vacunación sigue siendo la mejor manera de ayudar a prevenir la gripe y reducir el riesgo de consecuencias graves. La vacunación antigripal se ha asociado con la reducción de los riesgos de ataques al corazón entre un 15-45%. Tasas similares a las que se obtienen gracias a dejar de fumar, o mediante tratamientos para el colesterol o la hipertensión arterial.

Las vacunas salvan vidas y no solamente protegen la salud de quien se vacuna, sino también la de quienes lo rodean. Hay vacunas para todas las etapas de la vida: bebes, niños, adolescentes, adultos, adultos mayores y embarazadas.
Asimismo, el 24 de abril es el Día Mundial contra la Meningitis, fecha que tiene como objetivo aumentar la concientización a nivel global sobre esta enfermedad potencialmente devastadora que puede causar la muerte en 24 horas y destacar la importancia de la vacunación como estrategia fundamental para prevenirla.

En Chile, la vacunación contra la meningitis está incluida en el Programa Nacional de Inmunizaciones a los 12 meses de edad.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.