Investigadores de la U. de Concepción realizarán charlas de divulgación sobre salud mental

La Universidad de Concepción (UdeC), en su plan de vinculación con el medio, lanzó el Programa de Neurociencia, Psiquiatría y Salud Mental (Nepsam), el cual tiene por objetivo divulgar los impactos psico-emocionales que el Covid-19 y la crisis sociosanitaria relacionados con los cambios en la vida cotidiana.

El día de hoy, a partir de as 15:30 horas, por medio de Facebook Live del Departamento Psiquiatría y Salud Mental UdeC,  transmitirán la jornada “Salud Mental en Época de Covid-19”, encabezada por el doctor Luis Aguayo, director de Nepsam, con la presentación “Efectos duraderos del Virus Sars-CoV-2 en el Cerebro Humano”; la doctora Carolina Inostroza, con la exposición “Promoción de la Salud Mental en Tiempos de Crisis”; el doctor Felipe García  “Salud Mental en Estudiantes de Educación Superior durante la Pandemia por Covid-19” y el doctor Pablo Concha, con la ponencia “Salud Mental en trabajadores que realizan trabajo en su hogar durante la Pandemia por Covid-19”.

Con estas exposiciones, se espera abordar las aristas que cristalizan la transversalidad de los efectos de la patología causada por el Sars-CoV-2 y la crisis sociosanitaria. “El impacto de la pandemia es en distintos niveles del desarrollo de la vida de las personas, desde cómo hacemos ciudad hasta las relaciones con otros: el trabajo, la educación y la salud mental”, resalta el doctor en Psicología Felipe García, director del Doctorado de Salud Mental de la Facultad de Medicina UdeC.

Por ello, la división pone el énfasis en la investigación y divulgación de cómo la pandemia ha impactado en el desarrollo y salud mental de las personas, creando un espacio de reflexión desde la evidencia científica. El objetivo es promover la empatía, autocuidado y resguardo de la salud mental para mitigar los efectos de la pandemia.

“Si hay que hacer algo por la salud mental, debe ser ahora, de esta forma podemos prevenir que se desarrollen problemáticas más serias en el futuro provocadas por no haber prestado atención a tiempo al autocuidado o no saber pedir ayuda, por ejemplo”, destaca.

Tras esa necesidad de promover la salud mental, el doctor en psicología apunta que “a la salud mental se le ha dado algún espacio, pero creo que siempre va segundo luego de las consecuencias físicas de la Covid-19”.

La doctora en Psicología Carolina Inostroza, académica del Departamento de Psicología UdeC, plantea que existe un déficit de conocimiento y de prácticas para que las personas trabajen en su salud mental. “así como nos tenemos que educar en comer sano, hacer ejercicio y vacunarnos para estar saludables, es importante que aprendamos a cuidar nuestra salud mental”.

En esa misma línea, el doctor en Farmacología Luis Aguayo, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas UdeC, sostiene que “lo más relevante de una actividad como esta es que el individuo pueda entender que puede manejar sus emociones, en parte, a través del autoconocimiento”.

Además, el académico resalta que, aunque todos vivimos esta emergencia sanitaria, no a todos nos afecta igual, porque varía según experiencias, recursos emocionales o sociales y la fisiología, sobre todo en “la fragilidad cerebral que siempre está representada en que hay personas muy resistentes a estímulos complejos y otras que no”, sin dejar de mencionar si se ha tenido Covid-19 como factor que interfiere en la salud mental, más allá de la vivencia y desde lo orgánico, pues advierte que los virus en general afectan al cerebro que ofrece buenas condiciones para desenvolverse.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.