Sistema de Alerta Temprana de Drogas (SAT) da a conocer dos drogas de alta toxicidad

El Director (s) del Instituto de Salud Pública de Chile, Heriberto García, se reunió en dependencias de la institución con el Subsecretario del Interior y Seguridad Pública, Juan Francisco Galli; el Director Nacional de SENDA, Carlos Charme; el Jefe de la Dirección de Control de Drogas e Investigación Criminal de Carabineros, General Alex Chaván y el Prefecto Inspector y Jefe Nacional Antinarcóticos de la PDI, Enrique Schwarzenberg, para lanzar las primeras dos alertas del Sistema de Alerta Temprana de Drogas (SAT). Durante la instancia, el jefe del Laboratorio de Análisis de Ilícitos del ISP, Boris Duffau, presentó a las autoridades, las instalaciones donde se realizan los procesos para determinar la composición de las drogas.

SAT es el sistema responsable de identificar precozmente las nuevas sustancias psicoactivas o NPS incautadas por las policías o aduanas. El ISP, en su rol de laboratorio nacional de referencia en esta materia, confirma mediante tecnología de punta, la presencia de la sustancia incautada y además de llevar a cabo el peritaje realiza un informe de carácter toxicológico, dando cuenta de los riesgos asociados al consumo de las nuevas sustancias detectadas y el daño a la salud pública que provocan. Luego, el ISP informa a los diferentes actores para que la nueva sustancia identificada sea incorporada en los reglamentos de la legislación vigente, y la fiscalía pueda procesar a los responsables por el delito en contra de la ley 20.000 de sustancias controladas.

Las dos primeras alertas dadas a conocer por el SAT, corresponden a la incautación de la droga sintética la 4-Hidroxi-DMT, la cual posee efectos alucinógenos y toxicidad a nivel cardíaco que en caso de sobredosis puede provocar paro cardiorrespiratorio e incluso la muerte.

La segunda alerta corresponde al decomiso de 15 ampollas de Fentanilo de uso intrahospitalario, que corresponde a un analgésico narcótico sintético opioide más potente que la morfina, que posee un alto poder adictivo y que en casos de intoxicación genera disminución de la frecuencia respiratoria llegando a provocar paro respiratorio, hipoxia, coma y muerte.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.