Comisión de Salud aprobó en el general el proyecto de cuidados paliativos y comenzó discusión por ley de eutanasia

La Comisión de Salud del Senado acordó tramitar de manera separada las normas sobre cuidados paliativos y eutanasia. La decisión fue adoptada con el fin de acelerar la discusión y aclarar los conceptos que embargan a ambos tópicos de interés ciudadano.

En la última sesión, los congresistas coincidieron en la necesidad de no confundir a la opinión pública, dado que se trataría de temas distintos. En esa dirección, aprobaron –por unanimidad- la idea de legislar sobre el reconocimiento y protección de los derechos de las personas con enfermedades terminales y el buen morir.

De esta forma, en la sesión se aprobó en general el proyecto de cuidados paliativos y se comenzó a discutir el de muerte digna.

Ley de cuidados paliativos

La propuesta que inició tramitación pretende que se establezca “una ley marco que regule los cuidados paliativos, que siente las bases de la cultura del alivio de los síntomas que afectan el final de la vida y propicie una muerte digna, que considere no sólo a la persona enferma sino también a su familia y a quienes cuidan de ella”.

“Se entenderá por enfermedad terminal aquella condición en la que una persona presenta una enfermedad incurable, irreversible y progresiva, sin posibilidades de respuesta a los tratamientos curativos y con un pronóstico de vida limitado. El carácter de terminal de la enfermedad deberá ser siempre diagnosticado por un médico-cirujano”, indica el texto aprobado por la Cámara de Diputadas y Diputados.

En Chile de 100 mil personas que fallecen al año, 47 mil requieren este tipo de atención médica, según datos del Ministerio de Salud (Minsal). De hecho el 80% de los pacientes con VIH o cáncer y el 67% de los que padecen enfermedades cardiovasculares o pulmonares obstructivas experimentan dolor (moderado e intenso) al final de sus días.

Discusión ley de eutanasia

Respecto a la norma de eutanasia, en segundo trámite, “se optó por usar el nombre de la iniciativa asignada con el número 7736-11, es decir, la que modifica la ley N° 20.584, que regula los derechos y deberes que tienen las personas en relación con acciones vinculadas a su atención en salud, con el objeto de permitir la muerte digna o eutanasia”.

El texto aprobado “consagra el derecho de los pacientes a no padecer dolores o sufrimientos intolerables, evitar la prolongación artificial de la vida y a solicitar la asistencia médica para morir”. Además, establece que “solamente aquel que ha sido diagnosticado de un problema de salud grave e irremediable, tiene derecho a decidir y solicitar asistencia médica para morir”.

La Comisión resolvió escuchar a profesionales de la salud y a asociaciones de pacientes dentro del debate. La intención es perfeccionar la propuesta en este segundo trámite, dejando en evidencia las diferencias que surgen en relación al proyecto que permite la eutanasia.

El texto aprobado –y que puede ser votado por la ciudadanía en la plataforma de Congreso Virtual– consagra el derecho de los pacientes a no padecer dolores o sufrimientos intolerables, evitar la prolongación artificial de la vida y a solicitar la asistencia médica para morir.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.