Leucemia y la posibilidad de realizar trasplante de médula ósea

Desde hace tres años Chile cuenta con un registro nacional de pacientes con leucemia gracias a la ayuda de DKMS, organización internacional dedicada a la lucha contra el cáncer de sangre y registro de posibles donantes de médula ósea.

Sin embargo, conseguir donante de médula ósea para poder realizar un trasplante es muy difícil para los pacientes nacionales. Desde la Clínica Sanatorio Alemán, el Dr. Roberto Campos Jeldres, oncólogo y hematólogo pediátrico, explica que la leucemia es una enfermedad que afecta a la “fábrica” de la sangre en el cuerpo, que es la médula ósea, la cual está al interior de los huesos.

En ocasiones, el organismo puede producir células defectuosas, que usualmente son neutralizadas por el sistema inmune. No obstante, a veces el organismo se equivoca y no las controla, por lo que proliferan dentro de la médula ósea, transformándose en cáncer de la sangre.

“Para la leucemia, el primer tratamiento es la quimioterapia, pero en pacientes que no tienen una buena respuesta a esta intervención o leucemias refractarias (rebeldes) o que genéticamente tienen un mal pronóstico, la única opción es el trasplante de médula ósea”, remarca el médico del Sanatorio Alemán.

Entre quienes padecen este cáncer, menos del 5% requerirá de un trasplante, sin embargo, el costo es muy alto y la posibilidad de encontrar un donante que sea potencialmente compatible es más difícil todavía. “Cuando un niño necesita un donante de médula ósea, se debe buscar a su gemelo genético, o sea, que tenga la misma información genética (…) La compatibilidad tiene que ser lo más cercana al 100%. Los padres transmiten el 50% de la información y un hermano también puede ser 100% compatible, pero esto ocurre sólo con una probabilidad de un 25% de los casos entre hermanos”, explica el Dr. Campos.

Como es tan difícil hallar a un donante que sea gemelo genético de un niño con leucemia, es muy importante que el registro nacional sea lo más amplio posible, para aumentar las posibilidades de éxito. Hasta antes de la llegada de DKMS a Chile, había que buscar potenciales “gemelos genéticos” en el extranjero, lo que hacía el trabajo aún más complicado.

Si quieres ser donante de médula ósea, te puedes inscribir en el la página  www.dkms.cl, donde recibirás un kit con instrucciones en tu casa para comenzar el proceso. Luego, debes devolverlo a la entidad. En el caso de la región del Bío Bío, debes depositar el kit en el buzón que está ubicado en el Sanatorio Alemán, en Concepción.

Pueden inscribirse todas las personas mayores de 18 años, excepto quienes tengan antecedentes de cáncer personal previo. Además, se puede donar más de una vez. “Es muy importante, porque uno ve que los pacientes esperan mucho tiempo para encontrar un donante compatible y en ese proceso tu salud se sigue deteriorando, y muchas veces no encuentras a tu gemelo genético”, relata el oncólogo.

El Dr. Campos comenta que “si en algún momento en el registro haces el ‘match’ con alguno de los pacientes, te llamarán para el procedimiento de recolección de médula ósea”. La recolección de la médula se puede hacer de dos formas: Una por vía periférica, que es el procedimiento similar al de donación de sangre, en el cual se recolecta una cantidad determinada que será usado para transferir a quien lo necesite.

En el segundo procedimiento se obtiene directamente de la médula ósea, a través de un procedimiento bajo anestesia y en pabellón. El especialista recalca que “una vez que tú donas, a tu cuerpo no le pasa nada, las células se vuelven a regenerar, no hay ningún riesgo, nuestra médula ósea se recupera”.

 

 

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.