Estudio sugiere que el Tai Chi es un ejercicio efectivo para reducir la grasa de la cintura

Un grupo de científicos reveló que el Tai Chi puede ayudar a reducir la grasa en la cintura. En la revista Annals of Internal Medicine, científicos de la Universidad China de Hong Kong, de California en Los Ángeles y de Hong Kong detallaron que su ensayo controlado sugirió que este arte marcial es casi tan efectivo como el ejercicio convencional para reducir la circunferencia de la cintura.

El equipo detalló que estos beneficios se vieron en adultos de mediana edad y ancianos con obesidad central. Este último concepto hace referencia al peso que se lleva alrededor de la sección media del cuerpo, la cual es “una manifestación importante del síndrome metabólico”, detallaron en su reporte.

Los principios básicos del Tai Chi se basan en el taoísmo, una antigua filosofía china que enfatiza un equilibrio entre dos fuerzas opuestas llamadas yin y yang. Investigaciones previas ya habían realzado su potencial a la hora de mejorar el equilibrio y la flexibilidad, además de reducir el estrés y la presión arterial.

Para estudiar el potencial de este arte marcial, los especialistas analizaron a más de 500 personas mayores de 50 años con obesidad central. Un grupo se sometió a un régimen de Tai Chi 1 hora 3 veces a la semana, el segundo a ejercicios convencionales y el tercero a ningún tipo de ejercicio, todos durante un total de 3 meses.

A analizar los efectos, se percataron que, tanto el grupo que practicó Tai Chi como quienes realizaron actividad física convencional, tuvieron reducciones en la circunferencia de la cintura a diferencia de las personas que no realizaron ejercicio.

Según se detalla en el estudio “la diferencia media ajustada en la CC desde el inicio hasta la semana 12 en el grupo de control fue de 0,8 cm (IC del 95%, -4,1 a 5,7 cm). Ambos grupos de intervención mostraron reducciones en la CC en relación con el control. Ambos grupos de intervención también mostraron reducciones en el peso corporal (P <0.05) y atenuación de la disminución en el nivel de HDL-C en relación con el grupo de control”.

Los investigadores indican que esta reducción de cintura tuvo un impacto favorable sobre el colesterol HDL, conocido como “colesterol bueno”. Tras los resultados, recalcaron que este arte marcial resulta una alternativa saludable para los adultos mayores que no pueden hacer ejercicio, ya sea por alguna dolencia o porque no lo desean.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

En un artículo de revisión publicado en Nature Cardiovascular Research por expertos en cardiología, neumología y ciencias de investigación básica del Brigham and Women's Hospital, los investigadores exponen la evidencia que demuestra cómo el asma alérgica y otras alergias asociadas pueden ser factores de riesgo de CVD y cómo los medicamentos administrados para tratar el asma también puede influir en el riesgo de ECV.
Se cree que la corteza cerebral es la sede del procesamiento consciente en el cerebro. En lugar de inactivarse, algunas células específicas de la corteza cerebral muestran una mayor actividad espontánea durante la anestesia general que cuando se está despierto, y esta actividad se sincroniza entre esas células corticales. Una mejor comprensión de los mecanismos neuronales de la anestesia general podría dar lugar a mejores fármacos anestésicos y a mejores resultados quirúrgicos.