Fenasenf: “los cambios ponen en peligro la salud de los pacientes porque hay funciones de enfermería que no pueden ser reemplazadas”

La Federación Nacional de Asociaciones de Enfermeras y Enfermeros de Chile (FENASENF), se suma al rechazo de la reforma del Código Sanitario que actualmente se discute en el Congreso, y que busca redefinir los roles y ámbitos de acción de profesionales enfermeras, técnicos en salud, de matronas y de tecnólogos médicos, en el marco de las prestaciones sanitarias que cada integrante del equipo de salud entrega a las personas.

“Rechazamos los intentos de usurpación de roles que históricamente han sido propios de la Enfermería, tal como lo establece la ley, puesto que pone en peligro la vida de los/as pacientes. Es inaceptable que el Ministerio de Salud y el Gobierno, realicen modificaciones a algo tan importante como el Código Sanitario, sin pensar en lo fundamental, que es el bienestar y salud de las personas”, enfatiza José Luis Espinoza, presidente de FENASENF.

Como la principal organización de Enfermería de Chile, el conglomerado rechaza que no se defina con exactitud la responsabilidad de ciertas funciones, hasta ahora propias de la Enfermería, como por ejemplo la promoción y prevención de las enfermedades.  Es precisamente en este nivel, donde se debe abordar a cada persona como un ser integral, biosicosocial, y no bajo la mirada patológica que se centra en la enfermedad, que es la que abordan médicos y médicas.

La legislación es clara, y desde 1997, Enfermería tiene definido claramente su espacio de acción: la ‘Gestión del Cuidado’, la cual es garante de la atención y asistencia que se otorgan en todos los sistemas sanitarios, brindando altos estándares de calidad y seguridad. Así lo demuestran los indicadores que arroja la acreditación de calidad de los centros asistenciales, los cuales son indispensables para que éstos brinden prestaciones ligadas a las garantías explícitas en salud (AUGE).

La propuesta del Gobierno contiene componentes que pueden ser rescatados, como los que velan por la continuidad de la atención y articulación de los prestadores institucionales en los distintos niveles de atención y un esbozo respecto a la atención primaria de salud. Sin embargo, es fundamental enfatizar el ámbito de la promoción de la salud y prevención de enfermedades y lesiones donde debe integrarse a todo el equipo de salud hacia un objetivo específico: mejorar la calidad de vida y salud de todas las personas, pero de la mano de un sistema educacional que promueva educación para la salud como parte de los planes de formación. Algo que hoy no existe.

“FENASENF no acepta que se exponga a los miembros del equipo de salud, en un escenario en que cada grupo profesional y técnico, se vea conflictuado por disconformidad en sus campos de acción o por superposiciones de roles profesionales, como está ocurriendo ahora. Esto vulnera y convierte al sistema de salud en un cuerpo peligroso, porque el descontento decanta en movilizaciones y protestas que ya se están generando y que a futuro podrían agudizar la emergencia sanitaria, por ejemplo, por causa del ausentismo; cuyos costos pagarán quienes son nuestra máxima preocupación: las y los pacientes, sus familias, la comunidad” concluyó José Luis Espinoza.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados