Fibrilación auricular: cómo reconocer la arritmia cardíaca más frecuente

La fibrilación auricular (FA o AFib) es la forma más común de arritmia cardíaca que afecta a 1 de cada 4 personas mayores de 40 años durante su vida. Este tipo de arritmia se caracteriza por un ritmo cardíaco irregular y a menudo rápido que produce una contracción descoordinada de las dos cámaras superiores del corazón (es decir, las aurículas).  Ocurre cuando hay una falla en la actividad eléctrica del corazón, lo que hace que éste lata de manera irregular y descoordinada.

“Los síntomas más comunes de FA incluyen palpitaciones, fatiga, dificultad para respirar, malestar general y mareos. Los que pueden afectar significativamente la calidad de vida del paciente”, explica el doctor Mauricio Moreno, cardiólogo y arritmiólogo con dedicación al tratamiento de la fibrilación auricular quien hace un especial llamado a reconocer los síntomas de esta patología en el marco de la celebración del Mes del Corazón que se realiza en agosto en Chile.

“Esta afección crónica comenzó luego de una situación muy estresante en mi vida que fue cuando enviudé. Luego fue progresando, con síntomas cada vez más severos cuando tenía alguna situación de estrés: palpitaciones, mareos, hipotensión y desgano. Estos cada vez se hicieron más frecuentes e, incluso en una oportunidad debí ser hospitalizado”, cuenta Raúl Sued, quien además de padecer Fibrilación Auricular por 10 años, es cardiólogo. “Para una persona sin conocimientos médicos pueden ser síntomas confusos, pero por mi profesión, pude llegar a un diagnóstico correcto en poco tiempo”.

Si bien las posibles causas de la fibrilación auricular son muy variadas como enfermedades cardíacas, edad, antecedentes familiares y la presión arterial alta, otras afecciones crónicas también son variables para tomar en cuenta como consumo de alcohol, estrés y obesidad, entre otras. La edad del paciente también es un factor clave al momento del diagnóstico, ya que la incidencia comienza a crecer a partir de los 40 años y tiene su máxima expresión desde los 80 en adelante, donde se estima que 1 de cada 10 personas presenta esta arritmia. Además, personas que presentan otras enfermedades tienen mayor predisposición a sufrir de fibrilación auricular. Se considera factor de riesgo el tener Hipertensión Arterial, Diabetes Tipo 2, Obesidad y Apnea del sueño. Y a nivel de hábitos, el tabaquismo y el consumo de alcohol y drogas, particularmente cocaína, se consideran como gatillantes.

Tratamientos: Ablación por Radiofrecuencia con Catéter

Cuanto antes se busque tratamiento para la FA, mejor será el resultado. La medicación es uno de los tratamientos que contribuyen a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular o disminuir la arritmia, pero la ablación con catéter puede evitar que los síntomas empeoren. Para un paciente como Raúl con 65 años, el tema no fue menor: “En estos diez años tomé distintos fármacos, hasta en forma permanente, pero en el último año las crisis ya eran más frecuentes. Además, algunos medicamentos pueden provocar efectos secundarios. En ese momento consideré la cirugía como una solución. Aparte de considerar el gran desarrollo que ha tenido en los últimos años la cirugía de ablación en todo el mundo, de ser considerada una alternativa extrema a hoy ocupar uno de los primeros lugares en las guías médicas de tratamiento”.

La técnica de ablación por radiofrecuencia se combina con una tecnología avanzada de imágenes que utiliza tecnología electromagnética para crear mapas 3D en tiempo real de las estructuras cardiacas del paciente. El sistema está concebido para ayudar a los electrofisiólogos a navegar por el corazón, así como a identificar la orientación y colocación exacta de los catéteres en el corazón durante los procedimientos de ablación.

La ablación con catéter se dirige a las zonas del corazón que generan los impulsos eléctricos defectuosos que causan la FA, y los restablece.  Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que es seguro, eficaz, probado y duradero. “Esto permite evitar los episodios de arritmia en alrededor del 80% de los pacientes. Este tratamiento es actualmente el que presenta mejores resultados en el control de esta arritmia”, afirma el doctor Moreno.

Se ha demostrado que la ablación por catéter reduce la recurrencia de las arritmias y libera de síntomas como el dolor de pecho, las palpitaciones, la falta de aire, la fatiga, la ansiedad y el mareo. Más allá de esta norma de éxito clínico, también puede reducir la necesidad de tomar medicamentos a diario, disminuir los riesgos a largo plazo de accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca, y prevenir complicaciones posteriores – métricas de calidad de vida que importan.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró la muestra de apoyo global demostrada en la Cumbre Mundial de Covid-19, organizada por el presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, este pasado miércoles, pero pidió que "los compromisos se conviertan en acciones inmediatas para acabar con la pandemia de forma equitativa".
El miércoles 29 de septiembre a partir de las 19:00 se realizará este encuentro organizado por Pro Salud Chile, con el objetivo de conocer cómo operará este nuevo modelo de prescripción y cuáles son sus ventajas, tanto para la salud y seguridad de los pacientes, como para asegurar la trazabilidad