Tratamiento con combinación de anticuerpos monoclonales disminuye hospitalizaciones en pacientes de alto riesgo que contraen COVID-19

Los investigadores de Mayo Clinic informan en un estudio observacional que la combinación de casirivimab e imdevimab (dos tratamientos con anticuerpos monoclonales que recibieron la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para uso en casos de emergencia) evita la necesidad de hospitalizar a los pacientes de alto riesgo cuando sufren una infección leve a moderada de la COVID-19. Los resultados constan en EClinicalMedicine de The Lancet.

En el estudio, participaron cerca de 1400 pacientes de Mayo Clinic: 696 recibieron la combinación terapéutica entre diciembre de 2020 y principios de abril de este año, y otra cantidad igual conformó la cohorte cotejada que no la recibió. Se evaluó el estado a los 14, 21 y 28 días después del tratamiento. En todos los puntos de evaluación, la cantidad de hospitalizaciones fue considerablemente menor en el grupo que recibió el tratamiento.

En el día 14, una cantidad correspondiente al 1,3 por ciento del grupo tratado estaba hospitalizada, frente al 3,3 por ciento del grupo que no recibió el tratamiento. En el día 21, una cantidad correspondiente al 1,3 por ciento del grupo tratado estaba hospitalizada, frente al 4,2 por ciento del grupo que no recibió el tratamiento. Al cabo de los 28 días, una cantidad correspondiente al 1,6 por ciento del grupo tratado estaba hospitalizada, frente al 4,8 por ciento del grupo que no recibió el tratamiento.

Esto se interpretó como una disminución relativa de 60 a 70 por ciento en las hospitalizaciones entre los pacientes que recibieron el tratamiento. De igual manera, las tasas de ingreso a la UCI y las de mortalidad fueron bajas entre quienes posteriormente tuvieron que hospitalizarse.

“Una vez más, un estudio en tiempo real plantea que cuando los pacientes considerados de alto riesgo debido a una gama de comorbilidades contraen un caso leve o moderado de COVID-19, esta combinación de inyecciones monoclonales les brinda la oportunidad de recuperarse sin necesidad de ingresar al hospital. Es decir, los pacientes se recuperan sin peligro en casa”, comenta el Dr. Raymund Razonable, especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic y autor experto del estudio.

En un estudio previo de Mayo Clinic y publicado en The Journal of Clinical Investigation (Revista de Investigación Clínica), los resultados plantearon que la administración del bamlanivimab disminuyó entre 40 y 60 por ciento las hospitalizaciones de los pacientes de alto riesgo.

Ese estudio contó con la participación de 2335 pacientes de Mayo Clinic que recibieron tratamiento entre noviembre de 2020 y febrero de este año. Al comparar los resultados de esos pacientes con los de otros 2335 pacientes que no recibieron el tratamiento, las tasas de ingreso a la UCI y las de mortalidad también fueron considerablemente menores con el tratamiento de anticuerpos monoclonales.

Cabe mencionar que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) revocó en abril la autorización para usar el bamlanivimab en casos de emergencia y ahora respalda el uso de la combinación de anticuerpos monoclonales.

“Nuestra conclusión general en este punto es que los anticuerpos monoclonales son una alternativa importante en el tratamiento para reducir el impacto de la COVID-19 sobre los pacientes de alto riesgo”, señala el Dr. Razonable.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados