Presentan nuevos resultados de tratamiento para combatir un tipo de cáncer de mama

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. En Chile, la incidencia es de 37,4% por cada 100 mujeres según la Globacan 2020 y se estima que, en mujeres sobre los 50 años, 7 de cada 10 son diagnosticadas.

Dado que es un problema de salud público mundial, la comunidad científica ha hecho esfuerzos para poder tratar esta enfermedad, en complemento con los ya existentes. En esa línea, investigadores probaron un fármaco que actúa como un «caballo de Troya» engañando a las células cancerígenas para entrar en ellas y atacarlas.

Los resultados del ensayo de fase III DESTINY-Breast 03 mostraron ser eficaces para frenar la progresión del cáncer de mama, según expusieron sus autores en el congreso de la Sociedad Europea de Medicina Oncológica (ESMO), celebrado de manera telemática y presencial en París durante el fin de semana.

Una de las líneas que está logrando mejores resultados es la que combina un anticuerpo con un fármaco de quimioterapia, lo que se conoce como conjugado anticuerpo-fármaco o ADC. Trastuzumab deruxtecan pertenece a esta clase de tratamiento, donde se une el anticuerpo a las células tumorales y les introduce quimioterapia, con buenos resultados.

«Estamos probablemente ante uno de los mejores resultados en la historia del cáncer de mama gracias a un nuevo tratamiento que actúa como un caballo de Troya», destacó el doctor Javier Cortés, primer autor del estudio y director del Centro Internacional de Cáncer de Mama (IBCC por su sigla en inglés).

En concreto, el ensayo de fase III DESTINY-Breast 03 ha evaluado la eficacia del Trastuzumab deruxtecan en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo con metástasis y que ya habían recibido tratamientos con anterioridad.

El 75,8% de las pacientes que recibieron el fármaco se mantienen sin que el cáncer empeore a los 12 meses, frente al 34,1% en el caso del grupo al que se le administró el tratamiento estándar. Además, en un 16% de los casos el tumor ha llegado a desaparecer tras la administración del nuevo fármaco.

«Esto quiere decir que sería potencialmente posible que un grupo de estas pacientes puedan curarse», afirmó el doctor Cortés, quien cree que este medicamento «ha logrado en un ensayo clínico de cáncer de mama los mejores resultados nunca vistos», con lo que «supondrá un cambio en el paradigma del tratamiento de estas pacientes», augura.

Aunque los resultados de este ensayo se limitaban a pacientes de cáncer de mama HER2 positivo, ya se está estudiando su aplicación también en pacientes HER2 negativo e incluso en otros tipos de tumores, como los colorrectales y los de pulmón.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

En los pacientes con COVID-19 grave y de larga duración, se ha observado a menudo una alteración de la coagulación sanguínea. Ahora, investigadores de la Universidad de Linköping (Suecia) han descubierto que el sistema inmunitario del organismo puede afectar a la proteína de espiga de la superficie del virus del SARS-CoV-2, lo que conduce a la producción de una proteína de espiga mal plegada denominada amiloide.