Investigadores hacen un llamado a estudiar la relación entre la microbioma y la salud de las poblaciones minorizadas

Las comunidades de bacterias, hongos y virus que vienen en el intestino, conocidas colectivamente como microbioma intestinal, tienen múltiples efectos sobre la salud. Por ejemplo, pueden proteger el intestino de la colonización por patógenos, reducir la inflamación e incluso influir en la función cerebral.

Atendiendo a la importancia de la microbioma en la salud de las personas, un grupo de científicos, dirigido por la Universidad Northwestern en Evaston, pide realizar más investigaciones sobre los posibles vínculos entre el microbioma intestinal de las poblaciones minorizadas y una peor salud.

“El microbioma intestinal puede responder y ayudar a perpetuar las desigualdades estructurales causadas por el racismo y otras formas de discriminación”, sostienen en el artículo de opinión, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los altos niveles de estrés y la mala calidad del sueño como resultado de la discriminación, por ejemplo, pueden cambiar el microbioma intestinal de formas que son perjudiciales para la salud. A esto, le suman cómo los factores ambientales relacionados con un nivel socioeconómico más bajo afectan negativamente la composición y diversidad del microbioma intestinal. Estos factores incluyen más cesáreas, menos lactancia materna de los bebés, una dieta menos saludable, uso excesivo de antibióticos y acceso deficiente a los espacios verdes.

Salud en poblaciones minorizadas

Factores como la raza, la identidad sexual y el estado de género son predictores importantes de muchos resultados de salud. En el artículo ponen como ejemplo un estudio que indica que después de tener en cuenta el estado socioeconómico, los adultos negros no hispanos tienen 1,6 veces más probabilidades de recibir un diagnóstico de diabetes que los adultos blancos no hispanos.

Según otro informe, las personas homosexuales, lesbianas y bisexuales tienen hasta el doble de probabilidades que las personas heterosexuales de denunciar el uso indebido de drogas, la mala salud mental y el tabaquismo.

Los autores argumentan que las diferencias en su microbioma intestinal pueden medir algunas inequidades en salud en grupos minoritarios. “La investigación ha implicado al microbioma en la mayoría de las enfermedades crónicas, y sabemos que existen disparidades en la mayoría de las enfermedades crónicas en las que se observa una mayor morbilidad en las poblaciones minorizadas”, comentó la autora principal del artículo, Katherine Amato.

Ella y sus compañeros citan evidencia de que el estado socioeconómico tiene asociaciones con características distintas del microbioma intestinal, tanto en adultos como en niños. Por ejemplo, un estudio de 44 personas en Chicago encontró que el estatus socioeconómico representaba hasta el 22 % de la variación de persona a persona en la diversidad de la composición del microbioma intestinal adulto.

Un estudio más amplio en el Reino Unido, que comparó gemelos idénticos con estatus socioeconómicos divergentes para tener en cuenta las influencias genéticas y familiares, también encontró que las personas con un estatus socioeconómico más bajo tenían una microbiota intestinal menos diversa.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Muchos han planteado la hipótesis de que las bacterias y otros microorganismos vivos "amigables" consumidos a través de la dieta pueden desempeñar un papel importante en la salud. Es probable que la reducción en el consumo de microbios en la dieta haya contribuido a una microbiota intestinal "empobrecida", lo que puede conducir a un desarrollo inadecuado del sistema inmunitario y a un aumento de las enfermedades crónicas, entre otros resultados negativos para la salud. Un grupo de científicos completó la primera estimación a gran escala de cuántos microbios vivos consumen diariamente los estadounidenses. Los resultados se publican en el Journal of Nutrition.
Las personas que responden mucho a los alimentos perdieron más peso y, lo que es más importante, tuvieron más éxito en mantener las libras usando una nueva intervención alternativa para bajar de peso que tiene como objetivo mejorar la respuesta de una persona a las señales internas de hambre y su capacidad para resistir los alimentos, informó un equipo dirigido por expertos de la Universidad de California en San Diego en la edición en línea del 18 de mayo de 2022 de JAMA Network Open.
La investigación, dirigida por el Murdoch Children's Research Institute (MCRI) y publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, encontró que el parto por cesárea, ya sea con o sin trabajo de parto, electivo o de emergencia, en comparación con el parto vaginal no tiene impacto en la probabilidad de alergia alimentaria a los 12 meses de edad. El estudio señaló que, del 30 por ciento nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 por ciento nacido por vía vaginal.
La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos "puntos a considerar" para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias.