El dolor de espalda se puede localizar mejor con una técnica desarrollada recientemente

Trabajar desde casa durante la pandemia de COVID-19 ha afectado la salud de muchos y ha provocado un aumento de los informes de lumbalgia. El dolor lumbar es el problema musculoesquelético más común que requiere atención médica; se estima que el 80 por ciento de los adultos lo experimentarán al menos una vez en la vida. Pero sus fuentes subyacentes a menudo siguen siendo un misterio y continúa confundiendo a los profesionales médicos, a los investigadores y, por supuesto, a los que la padecen.

Los investigadores en los últimos años han cambiado su enfoque en la búsqueda de respuestas. Si bien muchas investigaciones anteriores han analizado diferentes estructuras de la columna como posibles fuentes de dolor, ahora se presta más atención a los músculos lumbares mediante imágenes de resonancia magnética.

Es el tema de un nuevo artículo publicado en la revista Nature Scientific Reports por investigadores de Concordia y Western University en London, Ontario. En él explican cómo utilizaron el análisis estadístico de la forma para observar las formas de un músculo lumbar en particular en pacientes con dolor lumbar crónico como un posible biomarcador de la afección. Es la primera vez que se utiliza esta técnica para estudiar la morfología, esencialmente la forma y estructura, del músculo paraespinal.

«El análisis estadístico de la forma nos permite detectar cambios muy localizados en la forma de los músculos relacionados con el dolor lumbar», dice el autor principal del artículo, Yiming Xiao, profesor asistente de ciencias de la computación e ingeniería de software. Después de tener en cuenta variables como la edad y el sexo, Xiao dice que «este estudio puede ayudar a detectar dónde se están degenerando específicamente los músculos. Y eso puede ayudar a formular un plan de fisioterapia más específico para fortalecer esos músculos y aliviar el sufrimiento».

Actualmente, la colaboración de investigación entre institutos está trabajando en métodos de análisis de imágenes médicas, incluida la tecnología de inteligencia artificial que permite el diagnóstico automático y el pronóstico de trastornos espinales dolorosos, como la hernia discal.

Dos lados del mismo músculo

Los investigadores analizan la hernia de disco lumbar unilateral, que se manifiesta como dolor en el mismo lado que la hernia. Esencialmente, esto ocurre cuando un lado del disco espinal sobresale, lo que puede irritar la raíz nerviosa. Al examinar a los participantes que solo padecían dolor en un lado, tuvieron acceso a músculos patológicos y sanos en el mismo cuerpo, lo que establece una comparación más clara porque pueden excluir variables complejas como los hábitos de vida de la consideración.

«Pudimos encontrar variaciones de forma característica en el músculo multifidus entre el lado doloroso y el no doloroso. Y en comparación con las formas clásicas de medir las funciones musculares, como el tamaño total del músculo y la infiltración grasa, encontramos que nuestro método era más sensible para detectar las diferencias», afirmó Xiao.

Definición de términos

Fortin dice que la técnica también ayudó a los investigadores a determinar si la forma del músculo multifidus era un biomarcador de un posible dolor de espalda. Los estudios anteriores a menudo tenían resultados contradictorios porque no había uniformidad en la metodología de análisis. Por ejemplo, los investigadores estaban usando diferentes protocolos de segmentación muscular, por lo que la definición de grupos de músculos comenzaría y terminaría en diferentes lugares según el estudio.

El cambio degenerativo de los músculos de la espalda debido al envejecimiento natural también complica las cosas. Esto puede nublar los posibles biomarcadores y enmascarar las fuentes de dolor, ya que el cambio degenerativo no necesariamente resulta en malestar.

«Aquí, con la resonancia magnética, tenemos una vista tridimensional de la forma del músculo y tiene en cuenta parámetros que aún no se han estudiado. Encontramos variaciones en las formas de mujer a hombre, así como asociadas con la edad y con la ontología. Así que realmente es una idea novedosa», explicó.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.