Un trasplante parcial de médula ósea puede mejorar la supervivencia de ratones con fibrosis quística

Científicos del Instituto de Inmunología de La Jolla (Estados Unidos) descubrieron que pueden mejorar drásticamente la supervivencia de ratones con fibrosis quística mediante un trasplante parcial de médula ósea.

Su nuevo estudio, publicado en la revista científica ‘Journal of Immunology’, demostró que un trasplante parcial de médula ósea ayudó a estos ratones al introducir una población de células inmunitarias sanas llamadas monocitos.

Los investigadores creen que los trasplantes parciales de médula ósea son una vía prometedora para proporcionar a los pacientes un alivio duradero de los síntomas de la fibrosis quística.

«Esta investigación sugiere una nueva estrategia para mejorar los síntomas de la fibrosis quística, especialmente la capacidad del organismo para combatir las infecciones», afirmó el primer autor del estudio, el doctor Zhichao Fan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut.

“El trasplante es suficiente para mejorar la vida, al menos en los ratones», añadió el autor principal, el doctor Klaus Ley.

Los investigadores subrayaron que, aunque esta terapia está aún en fase preclínica, la técnica podría ser ideal para tratar a los pacientes cuando los síntomas de la fibrosis quística aparecen por primera vez.

Un trasplante parcial de médula ósea no trata un solo defecto genético. Esto significa que los trasplantes podrían ayudar algún día a todos los pacientes con fibrosis quística, incluidos los que no se benefician de las terapias actuales. Según los científicos, antes de que esta investigación pase a ser probada en humanos, la técnica del trasplante parcial de médula ósea deberá ser evaluada en modelos animales de mayor tamaño.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que deja a los pacientes con dificultades para respirar y digerir los alimentos desde una edad temprana. Las personas con fibrosis quística no pueden eliminar la mucosidad de sus pulmones, lo que significa que son extremadamente vulnerables a las infecciones.

CÓMO FUNCIONA

Cualquier trasplante tendría que ser parcial. Preparar un trasplante completo supondría eliminar la capacidad del paciente de producir células inmunitarias en su propia médula ósea, lo que le dejaría indefenso frente a los patógenos durante demasiado tiempo.

Muchos pacientes con fibrosis quística sufren infecciones crónicas, por lo que no son candidatos adecuados para un trasplante completo de médula ósea.

Así que los investigadores recurrieron a un modelo de ratón de fibrosis quística para ver qué podía funcionar. Su trabajo demostró que un trasplante parcial ayudó a los ratones a vivir más tiempo y a experimentar mucha menos inflamación.

«Demostramos que alrededor de un 60-70 por ciento de sustitución de médula ósea en ratones puede mejorar los síntomas de inflamación en la fibrosis quística. Esto fue realmente bueno», explicó Fan.

El equipo descubrió que los monocitos de estos ratones rescatados podían combatir las bacterias en pruebas de laboratorio, mientras que los monocitos defectuosos de la fibrosis quística no podían hacerlo. Fan dijo que el siguiente paso es ver cómo se comportan los propios ratones cuando se enfrentan a una infección.

Los investigadores examinaron además el papel de los monocitos en la fibrosis quística trasplantando sólo los monocitos defectuosos de los ratones enfermos a ratones sanos. Estos ratones sanos desarrollaron los síntomas reveladores de la fibrosis quística, lo que indicó a los investigadores que los monocitos no sólo contribuyen a los síntomas de la fibrosis quística: los monocitos defectuosos son suficientes para causar muchos de los síntomas.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Muchos han planteado la hipótesis de que las bacterias y otros microorganismos vivos "amigables" consumidos a través de la dieta pueden desempeñar un papel importante en la salud. Es probable que la reducción en el consumo de microbios en la dieta haya contribuido a una microbiota intestinal "empobrecida", lo que puede conducir a un desarrollo inadecuado del sistema inmunitario y a un aumento de las enfermedades crónicas, entre otros resultados negativos para la salud. Un grupo de científicos completó la primera estimación a gran escala de cuántos microbios vivos consumen diariamente los estadounidenses. Los resultados se publican en el Journal of Nutrition.
Las personas que responden mucho a los alimentos perdieron más peso y, lo que es más importante, tuvieron más éxito en mantener las libras usando una nueva intervención alternativa para bajar de peso que tiene como objetivo mejorar la respuesta de una persona a las señales internas de hambre y su capacidad para resistir los alimentos, informó un equipo dirigido por expertos de la Universidad de California en San Diego en la edición en línea del 18 de mayo de 2022 de JAMA Network Open.
La investigación, dirigida por el Murdoch Children's Research Institute (MCRI) y publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, encontró que el parto por cesárea, ya sea con o sin trabajo de parto, electivo o de emergencia, en comparación con el parto vaginal no tiene impacto en la probabilidad de alergia alimentaria a los 12 meses de edad. El estudio señaló que, del 30 por ciento nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 por ciento nacido por vía vaginal.
La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos "puntos a considerar" para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias.