El glaucoma es la primera causa de pérdida de la visión irreversible en el mundo

Este sábado 12 de marzo se conmemora el Día Mundial del Glaucoma, cuyo fin es concientizar a la población sobre la importancia de las revisiones oftalmológicas y del diagnóstico precoz de esta enfermedad, considerada la primera causa de pérdida de la visión irreversible en el mundo. Por ello, y como todos los años, los especialistas hacen un llamado a priorizar una detección y tratamiento precoz de sus factores de riesgo.

“El glaucoma causa una pérdida crónica e irreversible de la visión. Disminuye el campo visual progresivamente, pudiendo llegar a ser muy reducido, lo que comúnmente se denomina campo visual “tubular” en etapas más avanzadas y, finalmente, ceguera”, explica el doctor Pablo Romero, presidente de la Sociedad Chilena de Glaucoma.

¿Qué es el glaucoma?

Es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida de visión como consecuencia de un daño en el nervio óptico, y está íntimamente relacionado con el aumento de la presión intraocular, aunque se barajan también causas de origen vascular y genético. Afecta aproximadamente entre un 2 y un 4% de la población mayor de los 40 años en el mundo, y se considera la segunda causa más frecuente de ceguera a nivel global después de la catarata.

Según la OMS, en 2014, en el mundo había aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones eran ciegas y 246 millones presentaban baja visión; para el año 2020 hubo un cálculo de 80 millones de enfermos de glaucoma, de los cuales 11,2 millones corresponderían a ceguera bilateral.  En Chile no hay estudios epidemiológicos de la prevalencia del glaucoma en la población general, aunque sí se ha estimado que, a nivel mundial, la prevalenciade glaucoma es 1,5-2,0% en individuos mayores de 40 años y aún mayor en mayores de 60 años

Una de las particularidades del glaucoma es que es una enfermedad crónica y asintomática. No ofrece síntomas como dolor, molestias o disminución brusca de la vista hasta estadios avanzados. “Como la agudeza visual suele conservarse hasta etapas avanzadas de la enfermedad, los pacientes afectados no se percatan de la progresiva pérdida del campo visual. Un tercio de ellos consulta cuando ya existe un daño severo de uno o ambos ojos”, advierte el doctor Romero.

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecer glaucoma?

Según diversos estudios, el principal factor de riesgo del glaucoma, aunque no el único, es la hipertensión ocular, provocada por el mal funcionamiento del sistema de drenaje del humor acuoso. Otros factores mencionados por especialistas son la alta miopía, los traumatismos oculares o los antecedentes familiares que existiesen de esta enfermedad.

El doctor Romero, por su parte, sostiene que los factores de riesgos dependerán del tipo de glaucoma (existen varios). “En el caso del glaucoma primario de ángulo abierto, los factores de riesgo más frecuentes son tener la presión intraocular elevada, la edad, aumentando el riesgo con los años, especialmente después de los 50; antecedentes familiares de glaucoma, miopía, excavación del nervio óptico aumentada, ascendencia africana y grosor corneal disminuido”. También existe lo propio para el glaucoma de ángulo estrecho: “es más frecuente en pacientes de sexo femenino, mayores de 50 años, hipermétropes, con antecedentes familiares de glaucoma, antecedentes de glaucoma agudo y es más frecuente en pacientes de origen asiático”, detalla el doctor y académico.

¿El glaucoma es reversible?

Desafortunadamente, para el especialista, la respuesta es negativa. “Existen muchas causas de pérdida de visión. La causa más frecuente de pérdida crónica de la visión es la catarata, la cual es reversible, tratable con cirugía. Sin embargo, el glaucoma es una enfermedad irreversible. El tratamiento está destinado solo a detener la progresión de la enfermedad, no se puede revertir el daño que ya existe”.

Diagnóstico y tratamientos

El tratamiento más frecuente y efectivo para el glaucoma es con gotas hipotensoras tópicas. Funciona para controlar el avance de la enfermedad en la mayoría de los pacientes, sin embargo, también existe un tratamiento con láser y en etapas más avanzadas -o en glaucomas más agresivos con progresión rápida- es necesario el tratamiento quirúrgico. Todos los tratamientos disponibles para el glaucoma hoy en día están destinados a bajar la presión intraocular y con esto detener la progresión de la enfermedad.

Los tratamientos más avanzados, en general son de alto costo. Además, de acuerdo a diversos estudios, se espera que cada año aumenten más y más los casos de glaucoma y de discapacidad visual severa. “En general el tratamiento para el glaucoma con colirios hipotensores, puede llegar a ser caro, al igual que el láser o la cirugía. En varios hospitales públicos y Unidades de Atención Primaria Oftalmológica, el tratamiento con gotas es entregado a los pacientes de forma gratuita”, cuenta el doctor Romero.

Finalmente, el especialista reitera sus recomendaciones para la prevención y cuidado ante esta enfermedad. “La principal recomendación es el control preventivo, vale decir que una persona con antecedentes familiares de glaucoma o mayor de 40 años se controle periódicamente la presión intraocular, se examine el nervio óptico y el campo visual. Al igual que muchas enfermedades, esta es una enfermedad prevenible que puede detectarse y tratarse en etapas tempranas, evitando llegar a la ceguera”.

 

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).