Identifican factores vinculados al exceso de discapacidad en artritis reumatoide

Para los pacientes con artritis reumatoide (AR), un mayor dolor, fatiga y síntomas depresivos se asocian con mayores probabilidades de estar en la trayectoria de alta discapacidad, a pesar de niveles similares de inflamación, según un estudio publicado en línea el 11 de marzo en Rheumatology.

James M. Gwinnutt, Ph.D., de la Universidad de Manchester en el Reino Unido, y sus colegas utilizaron datos de tres estudios de cohortes prospectivos europeos (Norfolk Arthritis Register, Early Rheumatoid Arthritis Network y Étude et Suivi des Polyarthrites Indifférenciées Récentes) que involucran personas con AR para examinar grupos con diferentes trayectorias de discapacidad durante 10 años, a pesar de niveles comparables de inflamación. Se incluyeron datos de 2500 personas con AR, con un seguimiento regular durante ocho a diez años.

Los investigadores encontraron que dentro de cada una de las tres cohortes, dos pares de trayectorias siguieron el patrón hipotético, con una discapacidad diferente según lo evaluado por el Cuestionario de Evaluación de la Salud (HAQ), pero puntajes de actividad de la enfermedad comparables. Las probabilidades de estar en las trayectorias altas de HAQ aumentaron en asociación con un mayor dolor, fatiga y síntomas depresivos.

«Las personas con AR en las trayectorias de alta discapacidad tenían dolor más severo, fatiga y síntomas depresivos en comparación con las trayectorias de baja discapacidad, a pesar de los niveles de inflamación similares», escriben los autores.

Según el trabajo, esto indica la necesidad urgente de abordar el dolor, la fatiga y los síntomas depresivos, por ejemplo, mediante intervenciones psicológicas para las personas con AR, a fin de reducir la discapacidad a largo plazo.

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).