Acceso a la salud: clave para el bienestar y el crecimiento económico de los países de Latinoamérica

Cerca de un 30% de las personas que habitan en los países de las Américas reportaron no buscar atención en salud cuando lo necesitaron debido a múltiples factores relacionados con el acceso. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para facilitar dicho acceso se requiere la implementación de acciones con un enfoque multisectorial y así fomentar el compromiso de toda la sociedad para promover la salud y el bienestar de sus habitantes.

En este sentido y en el marco del Día Mundial de la Salud, expertos de Pfizer coinciden en el impulso a la salud como motor de recuperación y bienestar, particularmente en Latinoamérica.

“Los avances e innovaciones médicas que surgen de compañías como Pfizer pierden sentido si no llegan a manos de los pacientes que las necesitan. Por eso, es indispensable que todos los actores de la sociedad trabajemos en conjunto para crear modelos de acceso innovadores y que la calidad de vida de las personas se vea positivamente impactada” señala Carlos Murillo, Presidente de Pfizer Latinoamérica.

“En Pfizer sabemos que el bienestar y el crecimiento económico están íntimamente ligados a la salud de la población y que entre más personas tengan acceso a una cobertura de salud apropiada, será mucho más sencillo apuntalar la recuperación, sobre todo en naciones de Latinoamérica”, enfatizó el directivo.

Salud en tiempos de pandemia

A dos años del inicio de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, la Organización de las Naciones Unidas señala que los sistemas de salud pública robustos y la preparación para emergencias son fundamentales para las comunidades y sus economías. Cabe señalar que a finales de 2020 se registraban pérdidas de hasta 375 mil millones de dólares al mes a nivel global debido a la pandemia, sin embargo, tras este panorama hoy la región enfrenta otro panorama ya que en su conjunto apunta a un crecimiento de 2.4% en 2022.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hace hincapié en que la recuperación económica estará en función de que los países puedan garantizar los recursos para seguir desplegando vacunas para su población[7], por lo que los esfuerzos requieren una acción multilateral efectiva para compartir conocimientos, recursos médicos y financieros.

La propia OCDE señala que la pandemia del COVID-19 ha transformado nuestra forma de pensar sobre nuestras economías y nuestras sociedades.

Salud a través de la ciencia

Para Luiz Arantes, Líder Médico para Pfizer Latinoamérica, el acceso a la salud no solo es determinante para el crecimiento de las economías, sino para el avance de la ciencia en sí. “Nos encontramos en un momento histórico en el que, a la par de desarrollar una vacuna y un tratamiento oral en tiempo récord, también trabajamos en la investigación de fármacos de moléculas pequeñas, bioterapias de moléculas grandes, terapias celulares y génicas, además de vacunas basadas en ARN mensajero”, menciona el médico y directivo de Pfizer.

En este sentido y en particular sobre la tecnología de ARN mensajero, misma utilizada para el desarrollo de la Vacuna de Covid-19, Pfizer está dando múltiples pasos y realizando inversiones para aprovechar el poder del ARNm y sacar todo el potencial de esta plataforma para ofrecer avances que cambien la vida de los pacientes.

Por otra parte, Arantes vislumbra un panorama de adelantos médicos para la región: “Nuestras innovaciones médicas, de las cuales están planeadas que lleguen 25 hacia el año 2025 a Latinoamérica, pueden marcar un antes y un después en la vida de las personas y, por ende, ser un factor positivo en su bienestar y en la productividad de la región en general” concluye el Líder Médico de Pfizer LatAm.

Salud al alcance de las personas

Para acelerar el acceso a la salud y, por ende, contribuir a la recuperación económica, Pfizer está trabajando activamente con gobiernos y aliados en salud de todo el mundo para lograr un acceso justo y equitativo a los tratamientos que necesiten.

Un ejemplo de esto es el acuerdo de licencia voluntaria para facilitar la producción y distribución del antiviral oral para el tratamiento de COVID-19, firmado en noviembre pasado con la Medicines Patent Pool (MPP), una organización de salud pública respaldada por las Naciones Unidas que trabaja para aumentar el acceso a medicamentos vitales para los países de ingreso mediano y bajo.

Esto se suma a los esfuerzos realizados a través de acuerdos que impactan directamente a la región como el que se celebró en 2021 entre la Comunidad del Caribe (CARICOM) y el Gobierno de Estados Unidos para distribuir dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNTech en los 15 Estados miembros de CARICOM; además de la participación directa con COVAX, la iniciativa global dirigida por la OMS y que a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud ya ha logrado entregar cien millones de vacunas contra COVID-19 provenientes de diferentes farmacéuticas en América Latina y el Caribe.

Para Carlos Murillo, “estos esfuerzos, sumados a todas las iniciativas locales y regionales de empresas, gobiernos y organizaciones, serán clave en 2022 para catapultar la recuperación de América Latina”. El directivo de Pfizer señala por último que “todos los pacientes deben tener acceso a los medicamentos y a la atención sanitaria que necesitan. Sabemos que es una tarea que requiere el trabajo y apoyo de todos los actores de la sociedad, por lo que hacemos un llamado a unir fuerzas y seguir priorizando la salud como un motor de recuperación y crecimiento para la región”.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).