Semana santa: se registran 28 brotes semanales por enfermedades de transmisión alimentaria

En nuestro país, cada año se diagnostican más de mil casos de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), de los cuales 200 terminan en hospitalizaciones por tratarse de cuadros agudos y con un alto nivel de compromiso, y que aumentan en fechas como Semana Santa.

Estas situaciones pueden incluso empeorar, como ha sucedido recientemente a un menor de tres años de la comuna de Calbuco que, junto a otros tres familiares consumieron mariscos contaminados con marea roja, lo que provocó un paro cardiorrespiratorio en el caso del niño, mientras que los tres adultos continúan graves.

La marea roja es un término que se utiliza para referirse a los Fenómenos Algales Nocivos (FAN), cuya principal característica es el aumento excesivo en el número de algas microscópicas que producen toxicidad en el ser humano y animales, y que afecta principalmente a mariscos, no así a los pescados. La resistencia a altas temperaturas de estas algas impide que puedan ser eliminados a través de la cocción. Por esta razón, los mariscos contaminados no deben ser consumidos por los seres humanos.

Los síntomas de las ETAS

“Las ETA son enfermedades de carácter infeccioso o tóxico provocado por el consumo de agua o alimentos contaminados con microorganismos o parásitos. También por sustancias tóxicas que aquellos producen, afectando la salud del consumidor en forma aguda o crónica, a nivel individual o grupal”, señala el Dr. Carlos Torres, jefe de urgencias de Clínica Los Leones.

A pesar de que el Ministerio de Salud fiscaliza de forma constante para evitar brotes potencialmente peligrosos, siguen existiendo lugares de venta no autorizada de estos productos, por lo que durante Semana Santa se intensifican las labores de fiscalización ante el aumento del consumo de mariscos y pescados.

Por otra parte, en Chile, una de las infecciones más frecuentes es la salmonelosis, enfermedad bacteriana que afecta el aparato intestinal. Generalmente vive en los intestinos animales y humanos y se libera mediante las heces. Los humanos se infectan a través de agua o alimentos contaminados.

“Esta infección representa el 75% de las ETA y, por lo general, algunas personas no manifiestan síntomas, mientras que otras presentan diarrea, fiebre y calambres abdominales dentro de las 8 a 72 horas. No es grave y suelen recuperarse dentro de unos días sin tratamiento específico,” puntualiza Dr. Carlos Torres, jefe de urgencias de Clínica Los Leones.

No obstante, y pese a que en la mayoría de los casos son situaciones de las que existe un alto nivel de recuperación, en bebés, embarazadas, ancianos y personas que tengan el sistema inmunológico debilitado, este tipo de infecciones pueden provocar problemas de salud permanentes, e incluso, la muerte.

En este contexto, el Ministerio de Salud realiza constantemente campañas para evitar el comercio ilegal de pescados y mariscos, como también a utilizar temperaturas sobre 100°C para la cocción de estos alimentos, ya que así se desnaturalizan las bacterias, muriendo y dejando de ser dañinas para el organismo.

El Dr. Carlos Torres, jefe de urgencias de Clínica Los Leones, recomienda lavarse las manos siempre antes de cocinar, no comer ningún tipo de marisco crudo o mal cocido, hervir los mariscos durante al menos 15 minutos, mantener limpia la cocina, respetar la cadena de frío y siempre consumir los alimentos en lugares establecidos.

Si la persona presenta síntomas como diarrea, cólicos en el vientre, dificultad respiratoria, sensación de hormigueo en la boca minutos después de comer, debilidad muscular, incapacidad para mover los brazos y músculos de las piernas, debe dirigirse inmediatamente al servicio de urgencias más cercano.

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Muchos han planteado la hipótesis de que las bacterias y otros microorganismos vivos "amigables" consumidos a través de la dieta pueden desempeñar un papel importante en la salud. Es probable que la reducción en el consumo de microbios en la dieta haya contribuido a una microbiota intestinal "empobrecida", lo que puede conducir a un desarrollo inadecuado del sistema inmunitario y a un aumento de las enfermedades crónicas, entre otros resultados negativos para la salud. Un grupo de científicos completó la primera estimación a gran escala de cuántos microbios vivos consumen diariamente los estadounidenses. Los resultados se publican en el Journal of Nutrition.
Las personas que responden mucho a los alimentos perdieron más peso y, lo que es más importante, tuvieron más éxito en mantener las libras usando una nueva intervención alternativa para bajar de peso que tiene como objetivo mejorar la respuesta de una persona a las señales internas de hambre y su capacidad para resistir los alimentos, informó un equipo dirigido por expertos de la Universidad de California en San Diego en la edición en línea del 18 de mayo de 2022 de JAMA Network Open.
La investigación, dirigida por el Murdoch Children's Research Institute (MCRI) y publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, encontró que el parto por cesárea, ya sea con o sin trabajo de parto, electivo o de emergencia, en comparación con el parto vaginal no tiene impacto en la probabilidad de alergia alimentaria a los 12 meses de edad. El estudio señaló que, del 30 por ciento nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 por ciento nacido por vía vaginal.
La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos "puntos a considerar" para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias.