Tecnología y salud: ¿cómo convergen la telemedicina y el 5G?

Una de las revoluciones más grandes en el mundo de la medicina en el último tiempo ha sido la cirugía a distancia. La primera vez que se realizó una, fue en Barcelona en 2020. En esa ciudad se encontraba un equipo de cirujanas que eran dirigidas desde otro lugar por el doctor a cargo, apoyado por un lápiz táctil y una tablet. Todo esto a través de la tecnología 3D.

El 5G fue una pieza rutilante en este tipo de acciones. Esto porque el ancho de banda de hasta 46 GB ofrece la conexión necesaria para realizar estos procesos. Si bien, Chile no ha igualado este hito, si es unos de los pioneros en usar este tipo de tecnologías, logrando realizar la primera mamografía con soporte 5G a nivel latinoamiercano en noviembre de 2021.

En esa misma línea, Iván Wolf, Ingeniero civil en computación y CEO de Saludtech, una plataforma de telemedicina, explica que “ya no será necesario que el doctor esté presente o que el paciente viaje a Santiago, por ejemplo, dónde está el especialista. Ahora, con los instrumentos correctos y con un hospital remoto, el doctor puede operar utilizando estas máquinas y el 5G, pues el 5G permite tener la precisión a través de la red. Eso el 4G no lo permite, porque ahí la información se mueve más lento, como si hubiese un delay.

Eso sí, la implementación de este tremendo avance tecnológico también conlleva ciertos desafíos. En ese sentido, Wolf recalca una de los más importantes. “Dado que van a llegar más datos, tendremos más información de más pacientes. Y ahora todo va a estar moviéndose por la nube. Por lo tanto, los sistemas tienen que estar preparados para recibir esa información para procesar esta gran cantidad de datos y sacar conclusiones sobre los mismos. Además de ser capaces de proteger esos datos. Las plataformas tienen que asegurar que la información no va a llegar a las manos incorrectas y que solo serán usados por el médico y el paciente”.

Con todo, la recomendación, en el caso de tomar esta forma de atención, es hacerlo a través de plataformas que estén correctamente acreditadas por las instituciones correspondientes.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).