Vacunación: Estudio detecta alta respuesta inmune a SARS-Cov-2 en niños, niñas y adolescentes chilenos

Una seropositividad mayor al 90% en niños, niñas y adolescentes (NNA) vacunados con esquema completo contra el SARS-Cov-2 fue detectada por un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Chile, quienes contaron con el apoyo del Ministerio de Salud.

El hallazgo fue dado a conocer recientemente a través del artículo “SARS-COV-2 IgG positivity in vaccinated and non-vaccinated Chilean children: a national cross-sectional study in Schools”, que fue publicado en The International Journal of Infectious Diseases de la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas (ISID, por sus siglas en inglés).

El artículo elaborado fue elaborado por los doctores Juan Pablo Torres y Miguel O’Ryan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; los profesores Leonardo Basso y Denis Sauré, director e investigador respectivamente del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) y de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile; Marcela Zúñiga, asesora de la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, y André Cazor, en representación del Ministerio de Educación.

La investigación para detectar anticuerpos de tipo IgG se realizó mediante pruebas de inmunocromatografía, las que se realizaron a 2.302 menores de edad de 24 colegios ubicados en las regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío, entre octubre y diciembre de 2021.

De acuerdo a los lineamientos del Programa Nacional de Inmunizaciones y el Ministerio de Salud, los pacientes estudiados habían recibido vacuna inactivada (Laboratorio Sinovac) o vacuna RNA (Pfizer BionTech).

Los niños y adolescentes se dividieron de acuerdo a su edad en dos segmentos etarios, 1.033 menores entre seis y once años; y 1.269 jóvenes entre 12 y 18 años, a quienes se les realizó un test de detección rápida de anticuerpos IgG contra SARS-CoV-2.

Los resultados mostraron que en el primer grupo la seropositividad o IgG promedió el 86% -en detalle, 86% con Sinovac y 87% con Pfizer-, y en el segundo llegó al 90.9%, pues fue de 85% entre quienes recibieron Sinovac y de 96% entre los que se vacunaron con Pfizer.

Adicionalmente, el estudio transversal muestra que los anticuerpos son positivos en más del 90% de los niño, niñas y adolescentes luego de tres a cuatro semanas de la aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 y se mantienen sobre el 85% en los casos con más de 20 semanas desde la inoculación.

También se descubrió que los niveles de positividad son significativamente mayores para la vacuna RNA, y que tienden a caer en el tiempo en los casos que recibieron la vacuna inactivada. Al comparar estos antecedentes con los datos obtenidos en adultos, los niños, niñas y jóvenes presentan una menor seropositividad ante la vacuna RNA y levemente mayor ante vacuna inactivada, no obstante se desconoce aún su comportamiento en el tiempo.

El doctor Juan Pablo Torres destacó que el estudio “aporta evidencia científica para nuestro país, que también es muy útil para otros países que están vacunando y/o piensan vacunar a niños y adolescentes, entendiendo lo beneficiosos que han sido los procesos de vacunación en este rango de edad, no sólo aportando información para la toma de decisiones a nivel de políticas públicas, sino que de cara al inicio del año académico escolar: los niños están mostrando una protección frente al Covid-19 con la vacuna, lo que tranquiliza aún más respecto al retorno a las actividades presenciales escolares”.

En tanto, la Sociedad Chilena de Infectología expresó que si bien el impacto de la vacunación en menores de edad ante la infección por SARS-CoV-2 y especialmente en los casos graves está aún por definirse, los altos niveles de seropositividad encontrados en NNA chilenos apoyan las políticas de regreso a clases, que buscan mejorar la salud mental y el aprendizaje, especialmente de los más vulnerables.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).