Nuevo software de soporte clínico mejora la eficiencia y la calidad de la atención en el quirófan

Las personas que se someten a una cirugía corren el riesgo de sufrir daños debido a errores en la medicación. Un nuevo enfoque para gestionar y documentar cómo se administran los medicamentos en el quirófano (OR) mejora la seguridad del paciente y la eficiencia del flujo de trabajo de los médicos, según un nuevo estudio dirigido por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH). Los resultados de esta investigación, la primera de su tipo, aparecen en el Journal of the American Medical Informatics Association ( JAMIA ) y podrían sentar las bases para cambios radicales en la forma en que se administran la anestesia y otros medicamentos en el quirófano.

En los últimos años se han realizado esfuerzos generalizados para reducir la incidencia de errores de medicación en los hospitales. Sin embargo, mientras que un fármaco administrado a un paciente en una sala de hospital pasa por múltiples niveles de controles electrónicos y humanos para confirmar que es seguro y apropiado, eso normalmente no es posible en la sala de operaciones, dijo la anestesióloga del MGH, Karen C. Nanji, investigadora sobre la seguridad de los medicamentos.

«La mayoría de las medidas de seguridad para prevenir errores de medicación que existen en otras áreas del hospital no están disponibles en la sala de operaciones», señaló Nanji. Durante la cirugía, el ritmo de acción suele ser rápido y el estado del paciente puede cambiar rápidamente. La mayoría de los pacientes quirúrgicos reciben muchos medicamentos, entre 10 y 13 por operación, comentó la investigadora.

Un estudio de 2016 realizado por Nanji y sus colegas encontró que aproximadamente una de cada 20 administraciones de medicamentos relacionados con la cirugía contenía un error. Con el alto volumen de medicamentos que reciben estos pacientes, eso significa que al menos un error de medicación puede ocurrir en más del 40% de las operaciones.

Para abordar este problema, Nanji y sus colegas desarrollaron una nueva plataforma de software de soporte de decisiones clínicas (CDS) que está diseñada para reducir el daño debido a errores de medicación en el quirófano en más del 95 %. El software CDS tiene varias características clave. Está totalmente integrado con la historia clínica electrónica y los monitores de constantes vitales, y se ejecuta en tiempo real en el  quirófano.

Los códigos de barras en las etiquetas de las jeringas se escanean inmediatamente antes de la administración, lo que proporciona información específica del paciente en tiempo real en el monitor de la computadora del médico, incluidas alertas de alergias, dosis sugeridas según el historial de medicamentos del paciente y recordatorios de medicamentos o pruebas importantes que se puede haber perdido. El software también puede determinar si un medicamento es compatible con la frecuencia cardíaca o la presión arterial actual del paciente.

Para el estudio JAMIA, Nanji y su equipo reclutaron a 40 anestesistas para participar en procedimientos quirúrgicos simulados usando un maniquí de entrenamiento (o un paciente simulado real). La mitad usó protocolos estándar existentes para la administración y documentación de medicamentos, mientras que los demás participantes usaron el nuevo software CDS durante las cirugías simuladas. Se pidió a todos los grupos que realizaran tareas básicas, como administrar y documentar los medicamentos de uso común en el quirófano y responder a una caída de la presión arterial. Los procedimientos simulados fueron grabados en audio y video.

Una comparación de los dos grupos encontró que los médicos que usaban el software CDS trabajaban con mucha mayor eficiencia. Pasaron un 20 % menos de tiempo documentando su trabajo, lo que requirió un 50 % menos de clics del mouse y la mitad de desplazamiento en la pantalla. Los médicos que utilizaron el software CDS también brindaron una mejor atención: los pacientes simulados en el grupo CDS tenían la presión arterial más estrictamente controlada, lo que reduce el riesgo de daño cardíaco y renal durante y después de la cirugía.

Los médicos del grupo CDS también tenían más probabilidades de ajustar correctamente las dosis de analgésicos en pacientes simulados con enfermedad renal subyacente. Es importante destacar que también calificaron el sistema como más fácil de usar; el software CDS recibió una «puntuación de usabilidad» que era el doble que el software de registros médicos electrónicos.

Nanji espera que el atractivo de una mayor eficiencia en el quirófano proporcione a los médicos un incentivo adicional para utilizar el nuevo software CDS, lo que conducirá a una mayor seguridad del paciente.

«Nuestro objetivo es hacer que la cirugía y la anestesia sean más seguras para todos los pacientes», destacó.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) añadió la duración del sueño a su lista de verificación de salud cardiovascular. Esto es parte del cuestionario "Life's Essential 8" (Los ocho esenciales de la vida) que mide ocho áreas clave para determinar la salud cardiovascular de una persona.
Estudio desarrollado por ACHS y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales reveló que el 70% de los personas siente temor a ser víctima de la delincuencia, en contraste con un 25% de quienes tienen miedo a contagiarse por Covid-19. Estudio desarrollado por ACHS y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales reveló que el 70% de los personas siente temor a ser víctima de la delincuencia, en contraste con un 25% de quienes tienen miedo a contagiarse por Covid-19.