Nuevos puntos para la monitorización terapéutica de fármacos en personas con enfermedad reumática

La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos «puntos a considerar» para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias (RMD). Esta publicación aparece en la edición de mayo de 2022 de Annals of the Rheumatic Diseases.

Los nuevos puntos son declaraciones basadas en evidencia y consenso que abordan la utilidad clínica de TDM en RMD. En general, no se recomienda el uso proactivo de TDM, pero se podría considerar TDM reactivo en ciertas situaciones clínicas.

El interés por la TDM está aumentando en reumatología. Esto está respaldado por un creciente cuerpo de evidencia de que la TDM podría ser útil en varias situaciones clínicas, como la pérdida de respuesta a la terapia, la interpretación de los efectos secundarios y para ayudar a determinar los ajustes de dosis. Sin embargo, también existen lagunas de conocimiento sobre el uso potencial de la TDM, y muchos reumatólogos desconocen las propiedades farmacocinéticas de los biofármacos que prescriben.

Aunque los productos biofarmacéuticos normalmente tienen una recomendación de dosis en su etiqueta, la investigación ha demostrado que los pacientes individuales tienen variaciones en los niveles del fármaco que se encuentran en la sangre. Este hallazgo sugiere un beneficio potencial para la optimización de la dosis. Sin embargo, los nuevos puntos destacan que, a pesar de una asociación con la respuesta clínica, no se recomienda el uso de concentraciones en sangre para guiar la dosificación debido a la falta de un rango óptimo identificado para la mayoría de los biofarmacéuticos en la mayoría de las indicaciones.

Los nuevos puntos a considerar de EULAR fueron desarrollados por un grupo de trabajo multidisciplinario de ocho países europeos, con profesionales de la salud de reumatología, ciencias bioanalíticas, economía de la salud y farmacia clínica. También estuvo presente un socio del programa EMEUNET de EULAR, y tres representantes de pacientes. El trabajo se completó de acuerdo con los procedimientos operativos estandarizados de EULAR. Toda la información incluida en el documento final se basó en una revisión sistemática de la literatura y el consenso de expertos.

En general, se formularon seis principios generales y 13 puntos. Los principios definen dos amplias categorías de TDM: proactivo (pruebas programadas independientemente de la situación clínica) y reactivo (pruebas en respuesta a escenarios particulares). Los principios también refuerzan los principios farmacocinéticos y farmacodinámicos subyacentes clave, que son relevantes para todas las clases biofarmacéuticas. Una consideración importante es que TDM debe ser parte de un proceso de toma de decisiones compartido entre el paciente y los profesionales de la salud, incorporando las experiencias y preferencias individuales del paciente.

Los «puntos a considerar» resaltan la utilidad clínica de la medición e interpretación de las concentraciones sanguíneas biofarmacéuticas, así como de los anticuerpos antidrogas en escenarios clínicos específicos. Destacan que las mediciones deben realizarse en un laboratorio validado, preferiblemente utilizando un ensayo consistente a lo largo del tiempo cuando se miden los anticuerpos antidrogas.

Esta nueva publicación destaca la utilidad clínica potencial de la medición e interpretación de las concentraciones sanguíneas biofarmacéuticas y los anticuerpos antidrogas, pero las ubica junto a los factores que influyen en estos parámetros, como la dosis, el intervalo de administración, el peso corporal, el cotratamiento con metotrexato, la actividad de la enfermedad y la adherencia. al tratamiento

A medida que el campo avanza rápidamente, se anticipa que habrá más datos disponibles, lo que puede provocar una actualización de estos puntos a considerar en los próximos años. La investigación futura debe centrarse en proporcionar evidencia sobre la efectividad y seguridad de la TDM, así como una evaluación económica sólida de su utilidad en pacientes con diversas RMD.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han creado un nuevo modelo de tejido hepático que permite seguir los pasos de la regeneración del hígado con más precisión de lo que era posible hasta ahora. Con ello, esperan aprovechar la capacidad regenerativa del hígado para tratar enfermedades crónicas, según publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.