Dra. Andrea Sarmiento: “El Covid provoca una caída importante del pelo, pero se puede recuperar”

La doctora Andrea Sarmiento, presidenta del Instituto Tricológico de Chile, analizó los efectos que la pandemia del Covid-19 tuvo, en su momento más álgido, sobre las personas en cuanto a la caída del cabello.

En conversación con Cienciaysalud.cl, la especialista explica que si bien las cuarentenas, las restricciones sociales y el cambio de vida que en general afrontaron las personas generaron problemas relacionados con la pérdida de cabello, el Coronavirus tiene un impacto directo en esta condición.

“Si bien se pensaba que el Covid producía la caída de pelo por la situación de este estrés generalizado, se descubrió a poco andar que es una enfermedad que ataca directamente la raíz capilar por una inflamación de receptores que están ahí presentes”, señala.

“Entonces la caída del pelo es un cuadro particular producto del Covid, en que las personas empiezan a perder el pelo rápidamente y en cantidades importantes. Hemos recibido a personas que pierden 500 pelos diarios*, que en un par de semanas se transforman en una cantidad de masa enorme, alarmante y angustiante”, agrega.

La buena noticia, según remarca la presidenta del Instituto Tricológico, es que “el Covid provoca una caída importante del pelo, pero bien tratada se puede recuperar sin dejar secuelas”.

Consultar a tiempo

La Dra. Sarmiento comenta que el Covid genera un cuadro puntual de caída masiva del pelo producto de la inflamación general y específica -que no es alopecia-, y que lo más importante para su tratamiento es consultar a tiempo.

“En todo tipo de cuadros, no sólo de Covid, cuando una persona está inquieta basta con que entienda el proceso, lo razone y avancemos de la mano con ellos en la recuperación. Cuando es un cuadro severo sin duda derivamos a un especialista, pero en el grueso de las personas basta con que tengan claridad de qué está pasando y, a medida que ven resultados, se recuperan de buena forma”, señala.

Alopecia en mujeres

Integrante de la International Association of Trichologists, la especialista dice que, si bien la caída del pelo se asocia más con hombres, en 70% de los casos que atiende el instituto corresponde a mujeres.

“Hace por lo menos 5 o 6 años que el grueso de personas que atendemos por alopecia es mujeres. Entonces la mujer lo está pasando mal en términos capilares, y conlleva una afectación mucho más alta que en el hombre, que también existe, pero socialmente es mucho más complejo. Y es multifactorial, por lo tanto, requiere de un tratamiento y un abordaje un poco más amplio que el del hombre”, puntualiza.

“Va a depender del cuadro y del estrés posterior para recuperarlo bien. Hay personas que cuesta mucho que salgan del cuadro, se cronifica, siguen perdiendo pelo y se transforma en un cuadro de alopecia crónico, y eso es lo que debe ser estudiado. Por eso siempre es recomendable consultar”, agrega.

Caída de pelo versus alopecia

La Dra. Sarmiento enfatiza que el Covid genera una caída de pelo importante pero no una alopecia, que es el debilitamiento progresivo de la masa capilar. A continuación detalla las diferencias entre ambos cuadros.

Caída de pelo: “Es un mecanismo físico de desprendimiento. El cuerpo cuando tiene una situación de alerta se desprende de los órganos no esenciales o les destina menos recursos, como el pelo, y se produce inflamación y cae. Pero no implica algo patológico”.

Alopecia: “Es una enfermedad en que sistemáticamente se pierde masa capilar. Un diagnóstico preciso y la terapia adecuada es clave para el desarrollo y éxito de un tratamiento”.

*Un cuero cabelludo normal cuenta con un promedio de 150.000 pelos.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han creado un nuevo modelo de tejido hepático que permite seguir los pasos de la regeneración del hígado con más precisión de lo que era posible hasta ahora. Con ello, esperan aprovechar la capacidad regenerativa del hígado para tratar enfermedades crónicas, según publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.