Reducir sustancialmente la energía que aportan los carbohidratos «no es una mejor estrategia» para adelgazar

Reducir sustancialmente la energía que aportan los carbohidratos «no es una mejor estrategia» para adelgazar que la de centrarse en reducir las calorías de la dieta y el tamaño de las porciones, durante un máximo de dos años, según una nueva evaluación de Nutrimedia, un proyecto del Observatorio de la Comunicación Científica de la Universidad Pompeu Fabra (OCC-UPF) en España y el Centro Cochrane Iberoamericano.

Según el trabajo, el mensaje de que las dietas bajas en carbohidratos ayudan a adelgazar más que las dietas equilibradas «es probablemente falso». Y es que, las dietas bajas en carbohidratos son una amplia categoría de dietas promocionadas para adelgazar que se centran en reducir los cereales, las legumbres y otros alimentos que contienen carbohidratos, como los lácteos, la mayoría de las frutas y ciertas verduras.

Estos alimentos suelen sustituirse por otros más ricos en grasas y proteínas, como carnes, huevos, queso, mantequilla, nata y aceites. Algunas dietas bajas en carbohidratos recomiendan comer lo que se desee, mientras que otras recomiendan restringir la cantidad de energía ingerida. Cuando se utilizan para reducir el peso, las dietas equilibradas se suelen centrar en reducir la energía de la dieta limitando el tamaño de las porciones y en elegir alimentos más saludables

Por su parte, una dieta equilibrada es aquella que aporta todos los nutrientes que necesitamos para el funcionamiento óptimo de nuestro organismo con la proporción adecuada de proteínas, carbohidratos, grasas y nutrientes no energéticos (vitaminas, minerales y agua). En una dieta equilibrada, las proteínas suelen aportar el 12-15 por ciento de la energía de la dieta, los carbohidratos el 50-55 por ciento y las grasas el 25-30 por ciento.

Cuando se utilizan para reducir el peso, las dietas equilibradas se suelen centrar en reducir la energía de la dieta limitando el tamaño de las porciones y en elegir alimentos más saludables (por ejemplo, carne magra en lugar de grasa).

El análisis del equipo de Nutrimedia se basó principalmente en una reciente revisión Cochrane que ha analizó las pruebas que aportan 61 ensayos clínicos con 6.925 personas con sobrepeso u obesidad. Estos estudios, que compararon la pérdida de peso en personas que siguieron una dieta baja en carbohidratos con personas que siguieron una dieta con un consumo equilibrado, muestran que la gente perdió peso con ambas dietas en algunos ensayos.

El peso medio perdido con ambas dietas varió mucho en los diferentes ensayos, desde menos de 1 kilogramo en algunos hasta unos 12 kilogramos en otros. A corto plazo, la diferencia media de peso perdido a favor de las dietas bajas en carbohidratos fue de 1 kilogramo, y a largo plazo, inferior a 1 kilogramo.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.