Nuevo estudio fortalece el vínculo entre fumar y un mayor riesgo de fractura en los hombres

No es ningún secreto que fumar cigarrillos es el culpable de una gran cantidad de dolencias, incluidas enfermedades respiratorias y cánceres de pulmón y garganta. Pero un nuevo estudio de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV) ha revelado que los hombres fumadores, quienes, demográficamente, son más propensos a fumar que las mujeres, también se exponen a un riesgo significativamente mayor de osteoporosis, fracturas óseas y muerte prematura.

Un equipo de investigación de la UNLV analizó casi 30.000 casos de huesos rotos informados durante las últimas tres décadas en 27 publicaciones de investigación y descubrió que fumar aumenta el riesgo de fracturarse un hueso hasta en un 37 %.

El metanálisis, publicado la semana pasada en la revista Nature Scientific Reports, es el primero en ampliar el alcance de los científicos más allá de examinar principalmente las fracturas de cadera a otras partes del cuerpo, incluidas las muñecas, los hombros, los antebrazos, los fémures, la parte inferior de las piernas y la columna vertebral.

El estudio de la UNLV refuerza los datos de estudios anteriores, que encontraron que fumar aumenta la probabilidad de fracturas de columna y cadera en los hombres en un 32 % y un 40 %, respectivamente. Y, según los estudios más antiguos, entre el 21 % y el 37 % de los hombres fumadores lesionados mueren dentro del año siguiente a la fractura ósea.

«Fumar es un factor de riesgo importante para la osteoporosis y el riesgo de fracturas», dijo el autor principal del estudio, Qing Wu, investigador de la Facultad de Salud Pública de la UNLV y el Instituto de Medicina Personalizada de Nevada.

«Los hombres tienden a fumar más que las mujeres, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis, que tradicionalmente se ha considerado una enfermedad de las mujeres», afirmó Wu.

La influencia de los cigarrillos en el riesgo de fracturas no se entiende del todo, dijeron los investigadores.

Se cree que fumar aumenta el riesgo de fracturas esqueléticas porque los químicos en los cigarrillos impactan negativamente en las células óseas y reducen la capacidad del cuerpo para absorber vitamina D y calcio, nutrientes críticos para una densidad mineral ósea fuerte, dijo Wu.

Además, señaló, fumar se considera un factor de riesgo de lesiones en general porque hay evidencia de que la nicotina interfiere con el proceso de reparación de los tejidos, lo que hace que el cuerpo sea más susceptible a las heridas e inhibe la curación de las fracturas.

Dado que los avances médicos contribuyen al envejecimiento de la población, los investigadores piden a los consumidores que presten atención al vínculo entre fumar y las fracturas osteoporóticas, que son una de las principales causas de discapacidad y muerte prematura en las personas mayores.

«Fumar es la causa individual más prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte en los Estados Unidos.Dejar de fumar reduciría en gran medida el riesgo de fracturas en todos los fumadores, particularmente en los hombres», señalaron los investigadores.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han creado un nuevo modelo de tejido hepático que permite seguir los pasos de la regeneración del hígado con más precisión de lo que era posible hasta ahora. Con ello, esperan aprovechar la capacidad regenerativa del hígado para tratar enfermedades crónicas, según publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.