Sochimes frente a cambio de hora: “Lo ideal sería que se mantuviera el horario de invierno”

El ministerio del Interior y Seguridad Pública oficializó que, a contar de las 00:00 horas del próximo 10 de septiembre, los relojes se deberán adelantar en 60 minutos para dar paso al horario de verano, entre las regiones de Arica y Parinacota y Aysén.

La medida, que se mantendrá hasta las 00:00 horas del sábado 1 de abril de 2023, implica cambios en los hábitos de sueño al extenderse la oscuridad en las mañanas con el fin de aprovechar la luz natural en las tardes.

La doctora Evelyn Benavides, presidenta de la Sociedad Chilena de Medicina del Sueño (Sochimes), analizó la implementación del horario de verano y planteó a Cienciaysalud.cl que «lo ideal sería que se mantuviera el llamado horario de invierno, que privilegia la mañana luminosa, sobre todo en las regiones no extremas del país».

«Ojalá pudiéramos conservar un solo huso horario con foco en la mañana”, remarca la especialista, quien agrega que “el aprovechamiento de la luz vespertina tampoco es tan beneficioso para la mayoría de la población, que funciona en general con horarios mucho más matutinos. De hecho nuestra mejor hora de funcionamiento es entre las 10 y las 11, mientras que hacia la tarde nuestra capacidad cognitiva o de concentración va disminuyendo”.

La Dra. Benavides recordó que la medida se instauró en la década de 1960 con el objetivo de disminuir el consumo de electricidad, lo que pierde sentido actualmente cuando hay muchas actividades productivas constantes, además de costumbres de “gente que hace de la noche día”.

“El objetivo con que se hizo el cambio de hora ya no tiene sentido en los tiempos actuales, 50 años después que se decretó. Entonces deberíamos privilegiar los horarios matutinos con luz y mantener el llamado horario de invierno, sobre todo en las regiones centrales del país”, indica.

Efectos en la salud

La presidenta de la Sochimes explica que el horario de verano puede afectar a niños, adultos mayores o personas con problemas para dormir, que ven alteradas sus costumbres y deben adaptarse para no sufrir efectos adversos.

“Sobre todo en los primeros 3 o 4 días, los niños pequeños, adultos mayores y las personas que ya tienen problemas para dormir son los más afectados, de hecho son poblaciones especiales que tienen que preparar el cambio de hora unos días antes, empezar a modificar su funcionamiento en pos de adaptarse hacia el horario más de la tarde”, comenta.

“La gente que se toma los remedios para dormir a la misma hora empieza a sentir sueño cuando todavía hay luz, los adultos mayores pueden sufrir un síndrome confusional, porque en la mañana está más oscuro y en la tarde más claro. Entonces para ellos lo importante es tratar de mantener el horario de luz del funcionamiento más que el horario del reloj”, añade.

Recomendaciones para un sueño de calidad

• Vivir de día, dormir de noche
• No tomar café, bebidas cola o energéticas después de las 17 horas
• Evitar el alcohol de noche, que induce el sueño pero es de mala calidad
• Tratar de hacer actividad física, en lo posible durante la mañana
• Exponerse a la luz del sol en la mañana
• Evitar las pantallas: celular, tablet, televisión en la noche
• Evitar la automedicación de pastillas para dormir, porque tienen efectos secundarios que pueden ser más graves que lo que se quiere tratar.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La demanda de hígados de donantes para pacientes trasplantados supera la oferta, y más del 15% de los pacientes en lista de espera mueren al cabo de un año. Un nuevo estudio internacional ofrece apoyo para aumentar el uso del trasplante de hígado de donante vivo (THDV) en los países occidentales y reducir el desequilibrio entre la oferta y la demanda de órganos, según publican sus autores en el 'Journal of Hepatology', la revista oficial de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado.