Caso de Christina Applegate releva la importancia de detectar a tiempo la esclerosis múltiple

La actriz de TV y cine estadounidense, Christina Applegate, dio a conocer sus seguidores cómo recibió la noticia de su diagnóstico de esclerosis múltiple (EM) y sorprendió al señalar que pasó por alto los primeros síntomas de esta enfermedad.

Hace poco, la mujer de 50 años dio detalles inéditos al New York Times sobre las primeras manifestaciones de la enfermedad, y lamentó haberlas desestimado.

Puntualmente, comentó que empezó a sentirse mal y a notar cambios en su cuerpo hace algunos años, durante la filmación de la primera temporada de la serie de Netflix Dead to me.

Especificó que durante una escena de baile tuvo que luchar para mantener el equilibrio. Luego, mientras jugaba tenis, notó que estaba fallando muy seguido. Pero atribuyó su desempeño a la falta de esfuerzo.

También reseñó que experimentó hormigueo y entumecimiento en las extremidades, síntomas que empezaron a empeorar con los años. Asimismo, identificó dolor, dificultad para hablar y temblores. Al respecto, dijo que “ojalá hubiera prestado más atención”.

Después de compartir su diagnóstico y de poner en boca de muchos la EM, Christina Applegate anunció que se retirará de los escenarios tras el lanzamiento de la serie que protagonizó para Netflix, para abocarse al cuidado de su enfermedad.

Actuar a tiempo

Los síntomas de la EM pueden confundirse con otras patologías que también comparten la característica neurodegenerativa. Y a veces las evidencias son tan generales, que la sospecha parece imposible.

No obstante, los expertos coinciden en que hacer un diagnóstico temprano mejora la calidad de vida a futuro de los pacientes.

Esto se debe a que el tratamiento puede tener mayor efecto, haciendo que los pacientes logren retrasar un poco el deterioro propio del trastorno. Un abordaje multidisciplinar puede tener efectos tempranos beneficiosos en la salud física, en el desempeño social y en la estabilidad de las relaciones interpersonales.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad desmielizante de tipo neurodegenerativo, que se presenta de preferencia en adultos jóvenes, con un promedio de edad de aparición entre 20 y 40 años.

No hay una única causa de la patología. Se considera que es el resultado de la interacción de diversos factores, tanto ambientales, como biológicos, inmunitarios y genéticos.

La característica desmielinizante da cuenta de que, con el paso de los años, las neuronas pierden su recubrimiento graso (la mielina). Esto conlleva problemas en la transmisión del impulso nervioso.

Afecta el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos, sobre todo. Su origen es desconocido, pero se sabe que hay un ataque de parte del sistema inmunitario hacia el sistema nervioso central.

Este daño progresivo a la mielina interrumpe las señales que van desde y hacia el encéfalo.

EM en Chile

La Universidad de Chile reportó que la esclerosis múltiple es la segunda causa de discapacidad en jóvenes en nuestro país ya que, de acuerdo con el Ministerio de Salud, afecta a más de 2.400 pacientes y sus cifras van en aumento de manera anual.

Esta enfermedad autoinmune del sistema nervioso central se caracteriza por ser crónica e inflamatoria, además de no contar con una cura definitiva. Sin embargo, la ciencia destaca que se puede alcanzar una sobrevida de 50 años con el tratamiento adecuado.

Síntomas de la EM

Según se ha podido documentar, cada paciente diagnosticado con EM tiene una experiencia diferente y puede reportar síntomas únicos.

No obstante, estudios científicos han determinado los signos más frecuentes:

• Ataxia, fatiga o debilidad.
• Neuritis óptica unilateral o visión borrosa asociada con dolor.
• Mielitis parcial o alteración de la sensación en áreas como el torso.
• Oftalmoplejía, vértigo, hipoacusia y alteración de la sensibilidad facial.
• Parestesias en las extremidades, en la zona abdominal o en el tórax.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.