Cigarrillos electrónicos no ayudarían de forma efectiva a dejar el tabaco

Durante años se ha dicho que los cigarrillos electrónicos podrían ayudar a las personas a dejar el cigarrillo. Sin embargo, un reciente estudio de la un equipo de la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Longevidad Humana Herbert Wertheim de la Universidad de California en San Diego y UC San Diego Moores Cancer Center, sostuvo que las personas que utilizan vaper suelen recaer en el consumo de tabaco.

Los resultados, publicados en la revista JAMA Network Open, no respalda la hipótesis de que el cambio a los cigarrillos electrónicos evitará la recaída en el consumo de cigarrillos. El análisis reveló que el 50% de los exfumadores que dejaron el tabaco «de golpe» habían dejado los cigarrillos en el segundo seguimiento anual, pero solo el 41,5% de los que utilizaron cualquier otra forma de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, habían dejado el hábito con éxito.

“Nuestros hallazgos sugieren que las personas que dejaron de fumar y cambiaron a cigarrillos electrónicos u otros productos de tabaco en realidad aumentaron su riesgo de volver a fumar durante el próximo año en 8.5 puntos porcentuales en comparación con aquellos que dejaron de usar todos los productos de tabaco”, explicó John P. Pierce, profesor del Centro Oncológico Moorres de UCSD y autor principal del estudio.

El seguimiento anual -por dos años- de 13.605 fumadores entre 2013 y 2015 demostró que pasar de fumar cigarrillos convencionales a uno electrónico no ayuda a que la persona deje de fumar. Esto porque cada cierto período tiene recaídas y deja de lado los vapers.

“Si cambiar a los cigarrillos electrónicos era una forma viable de dejar de fumar cigarrillos, entonces aquellos que cambiaron a los cigarrillos electrónicos deberían tener tasas de recaída mucho más bajas al fumar cigarrillos. No encontramos evidencia de esto”, manifestó Pierce.

Los autores afirman que se necesitan más estudios para analizar cómo afecta el uso de los cigarrillos electrónicos al abandono del tabaco y a las recaídas durante periodos más largos para promover el abandono del mal hábito de fumar.

«Para que los cigarrillos electrónicos funcionen realmente en el abandono del tabaquismo a largo plazo, las personas deben dejar de fumar por completo», dijo Pierce. «Hasta la fecha, los investigadores no han podido demostrar que los fumadores puedan hacerlo».

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La demanda de hígados de donantes para pacientes trasplantados supera la oferta, y más del 15% de los pacientes en lista de espera mueren al cabo de un año. Un nuevo estudio internacional ofrece apoyo para aumentar el uso del trasplante de hígado de donante vivo (THDV) en los países occidentales y reducir el desequilibrio entre la oferta y la demanda de órganos, según publican sus autores en el 'Journal of Hepatology', la revista oficial de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado.