Artículos

Más de ocho millones de personas mueren cada año por patologías derivadas del consumo de tabaco, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De ellas, una octava parte corresponde a fumadores pasivos, es decir, personas que no fuman, pero que reciben el humo de cigarrillos de terceras personas
El domingo 30 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, enfermedad crónica autoinmune y neurodegenerativa que afecta el sistema nervioso central y que también puede llegar a producir impedimentos físicos. Si bien para muchos las patologías degenerativas se asocian con personas de mayor edad, lo cierto es que la EM se presenta con mayor frecuencia en adultos jóvenes, entre los 20 y los 40 años, y en su mayoría mujeres[1].
Producto de la crisis por Covid-19, la salud digital se ha impulsado a nivel global. A nivel Latinoamericano, Chile está en primera línea de la transformación digital, donde existe un uso creciente y novedoso de la tecnología en el sistema de salud chileno, orientado a beneficiar al paciente.
Según Globocan, entidad que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer renal va en aumento. Con 2.168 nuevos casos cada año, el cáncer renal es el sexto más frecuente en Chile.
Esta integra todas aquellas tecnologías que permiten controlar y cuidar la salud de las personas. Por su parte, el avance de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) ha facilitado el procesamiento de múltiples datos y la conexión con las personas de forma inédita.
Producto de la pandemia y el confinamiento, el uso de redes sociales por parte de niños y adolescentes subió en un 76% en 2020, en comparación 2019 a nivel mundial, según el estudio de Qustodio. Además, reveló que las redes sociales más utilizadas son Tik Tok con un 41%, seguido de Facebook con un 39% y de Instagram con un 33%.
Un desafío social, que no es excluyente de la salud, es la inequidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a las inequidades sanitarias como aquellas “desigualdades evitables en materia de salud entre grupos de población de un mismo país, o entre países”. El organismo asegura que estas tienen un costo social y económico tanto para las sociedades como para los individuos.